07 ago 2020

Ir a contenido

RALENTIZACIÓN DE LA ECONOMÍA

Guindos dice que España nota la desaceleración

El ministro asegura que el país "no es inmune a lo que ocurre en Europa"

El G20 rebaja del 2% al 1,8% el objetivo de crecimiento adicional de la economía

EL PERIÓDICO
CANBERRA

El ministro de Economía, Luis de Guindos, advirtió desde la ciudad australiana de Cairns, donde se reunió el G20, de que la economía española también está notando la desaceleración de la zona euro, que a su parecer ha tenido un impacto tanto en lo flujos comercialess como en las expectativas.

El PIB de la eurozona solo creció el 0,2% en el segundo trimestre, principalmente por el nulo crecimiento de Francia y la caída del PIB de Alemania, que retrocedió el 0,2%. Todo ello, sumado a la baja inflación (0,3%), hacen temer a los expertos de que pueda haber una tercera recesión. "La economía española no es absolutamente inmune a lo que ocurre en Europa", dijo Guindos, quien explicó que los representantes de los 20 países hablaron de forma genérica sobre la desaceleración eurozona y la búsqueda de soluciones para volver al crecimiento, sin mencionar específicamente a las supuestas presiones contra Alemania para que haga mayores esfuerzos y que aumente la inversión y, así, impulse la el progreso en Europa.

"No se ha especificado a ningún país en concreto, se ha expresado que hay desaceleración de la zona euro, lo que es una realidad", comentó el ministro. Guindo destacó que si bien España ha logrado corregir sus "desequilibrios domésticos", el principal riesgo que afronta es "lo que puede ocurrir en el entorno europeo". "Gran parte en el futuro de la economía española y del mantenimiento de la recuperación en España se juega en Europa, como no puede ser de otro modo", acotó, al recordar que la economía española creció en un 0,6% en el último trimestre frente a un crecimiento prácticamente nulo del continente.

En este contexto, el ministro confió en que las medidas que ha adoptado el Banco Central Europeo (BCE), como la depreciación de los tipos y la inyección de liquidez en los mercados  y otras medidas estructurales por parte de los países puedan mejorar la situación.

Evasión

La desaceleración europea  (y la japonesa) hizo también que el G20 rebajara el objetivo de crecimiento adicional de la economía global del 2% al 1,8% hasta el 2018 debido a una "recuperación desigual" y "más débil" de lo esperado, así como al bajo ritmo de creación de empleo.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, atribuyó el bajo y desigual crecimiento de la economía al aumento de las "tensiones geopolíticas" en Ucrania y en Oriente Medio y al riesgo de desestabilización de los mercados financieros. Por ello, los líderes del G20 analizaron 900 medidas para tratar de crecer más y más rápido.