CRECIMIENTO DE UN GIGANTE TEXTIL

Inditex abrirá en Barcelona uno de sus mayores Zara

La compañía negocia ampliar el local de paseo de Gràcia con otro de la calle Casp

La tienda de Zara en el paseo de Gràcia de Barcelona.

La tienda de Zara en el paseo de Gràcia de Barcelona. / ÁLVARO MONGE

1
Se lee en minutos
SONIA GUTIÉRREZ
BARCELONA

Inditex está ultimando un acuerdo para que la tienda de Zara que actualmente tiene en el número 16 del paseo de Gràcia de Barcelona (esquina con Gran Via) sea una de las más grandes de la marca. El objetivo es ampliar el actual establecimiento, de unos 2.500 metros cuadrados, con aproximadamente otros 4.000 metros cuadrados del antiguo Teatro Novedades, situado en la misma manzana, pero en la calle de Casp, según fuentes del sector conocedoras de las negociaciones. Inditex evitó hacer comentarios.

El grupo textil fundado por Amancio Ortega ha desencallado el último de los flecos de la operación, una segunda licencia necesaria para este tipo de superficies comerciales, que ya ha sido aprobada por la Generalitat de Catalunya.

Inditex llevaba tiempo interesado en ampliar el Zara de paseo de Gràcia y adjuntar el espacio del Novedades, que se clausuró en el 2006, era una de las opciones. En el 2003, la tienda ya se amplió con 800 metros cuadrados. Con esta segunda ampliación, el futuro local podría tener entrada tanto por paseo de Gràcia como por Casp, aunque las fuentes consultadas no descartan que Zara amplíe espacio pero sin conectar completamente ambas calles, sino que otro operador se quede con parte del terreno con entrada por Casp para darle otros usos.

Noticias relacionadas

PROYECTO INMOBILIARIO / En función de la solución que se adopte, la futura tienda podría superar en superficie a la de Serrano de Madrid, que con 5.000 metros cuadrados es actualmente la más grande de Zara en el mundo.

La ampliación del establecimiento de paseo de Gràcia forma parte del proyecto inmobiliario que abarca los números 1 al 13 de la de calle Casp. La promotora Espais y el grupo constructor de Lluís Casas son las encargadas de este proyecto. La propiedad corresponde a la fundación Roca i Pi, cuya gestión está encomendada a la parroquia Santa Maria de Badalona, que a su vez pertenece al arzobispado de Barcelona. En este caso, la operación no sería de compra sino de alquiler, a diferencia del edificio de paseo de Gràcia, que adquirió Pontegadea, la patrimonial de Ortega. El proyecto incluye también la apertura de un hotel.