Apartamentos turísticos denuncian que se legisla sin consultar al sector

La queja hace referencia a la moratoria de licencias decretada por el Ayuntamiento de Barcelona

1
Se lee en minutos

EFE / Barcelona

Empresarios de apartamentos turísticos de Barcelona han criticado hoy que la administración legisla sin contar con la opinión del sector, en referencia a la moratoria de licencias decretada por el Ayuntamiento de Barcelona, y ha acusado a los hoteleros de demagogia y miedo a "repartirse el pastel".

Según un comunicado de prensa, el presidente de la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur), David Riba, y el presidente de la patronal catalana Federatur, Lluís Torrent, defienden un "modelo de calidad" porque el sector de los apartamentos turísticos es una parte importante del engranaje de la industria turística de la ciudad.

Torrent ha dicho que la administración legisla sin tener en cuenta la opinión del sector y que los hoteleros con sus declaraciones "incendiarias y llenas de demagogia" sólo demuestran "miedo a tener que repartirse el pastel".

Apartur ha iniciado una campaña de recogida de firmas para defender el modelo de apartamentos turísticos en Barcelona, porque las medidas tomadas por el ayuntamiento ponen en peligro al sector.

Temporada turística

Noticias relacionadas

Sobre la temporada turística, Apartur prevé una ocupación media del 71,5 % para este verano y las reservas hechas hasta ahora apuntan que el mes de julio será mucho mejor que agosto. Los datos señalan que la ocupación de los apartamentos turísticos de Barcelona en el mes de agosto superará el 76 %, mientras que en julio las reservas caen hasta el 67 %.

Si embargo, la importancia de las reservas de última hora decidirá la ocupación final, ya que en verano de 2013 las previsiones indicaban una ocupación cercana al 70 % y las cifras finales aumentaron hasta el 80,79 %. Los usuarios de apartamentos turísticos que más visitarán Barcelona este verano serán franceses, ingleses y rusos y su estancia media será de 5,4 días con un precio medio por persona y noche en torno a los 39 euros, inferior a los 45 euros del año pasado.