Unas adjudicaciones bajo sospecha

La ACA dio contratos de 14 millones a una empresa ligada a un exgerente

Joan Lluís Quer empezó a trabajar en Auding tras dejar la agencia del agua y hasta que fichó por GISA

La fiscalía está pendiente de decidir si abre una investigación por supuestos contratos a dedo

Joan Lluís Quer

Joan Lluís Quer / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
OLGA GRAU / J. G. ALBALAT
BARCELONA

L'Agència Catalana de l'Aigua (ACA) adjudicó entre el 2005 y el 2010 contratos que sumaron 14.003.262 euros a una empresa  vinculada al que había sido un año antes el gerente del organismo que gestiona los usos del agua en Catalunya, Joan Lluís Quer, en la actualidad presidente de Infraestructures de la Generalitat (antigua GISA). Esta sociedad es la encargada de gestionar las obras públicas de la Administración catalana. El mes pasado, la fiscalía ya recibió varias denuncias por la supuesta tramitación irregular de los expedientes de contratación de servicios de asesoría por parte de la ACA y por 7,9 millones de euros a una unión de empresas encabezada por el propio Quer.

Joan Lluís Quer fue gerente de la ACA entre los años 2000 y 2004. Cuando dejó el cargo en el organismo público se incorporó a la firma Auditoría e Ingeniería (Auding), una firma de servicios de ingeniería de proceso con sede en Sant Joan Despí, de la que acabó comprando acciones en del 2008, momento en el que esta sociedad dio entrada en su accionariado a la firma inversora Suma Capital, con el 39,26%.

En el periodo 2005-2010, Auding, en solitario o a través de grupos de empresas en las que participaba, logró contratos de la ACA por valor de 14 millones de euros por servicios técnicos, dirección de obras, asesoría o redactado de informes. En el sector público es común acudir a concursos con socios temporales con los que se constituye una firma para cada proyecto, lo que se conoce como Unión Temporal de Empresas (UTE). El ACA ya había adjudicado a Auding contratos cuando Quer era gerente de la agencia del agua.

CONTRATOS / Los importes de los contratos otorgados a Auding fueron ascendiendo en volumen cada año: 645.734 euros en el 2005, 2.222.499 en el 2006, 1.377.754 en el 2007, 6.967.014 en el 2008, 1.180.110 en el 2009 y 1.610.151 en el 2010. El año en el que Quer compró acciones de la empresa y se incorporó en el capital fue el ejercicio en el que las contrataciones fueron más cuantiosas hasta superar los seis millones de euros. La facturación anual de Auding oscila entre 20 y 27 millones de euros, depende del ejercicio.

Las relaciones de Quer con la ACA se recogen en un informe exhaustivo elaborado por la propia agencia del agua y  al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. Las irregularidades detectadas en la antes citada adjudicación del 2008 de la ACA a una unión temporal de empresas (UTE) participada por la empresa hasta el 2011 dirigida por Quer motivaron una denuncia de la Generalitat ante la Fiscalía Superior de Catalunya ante la presunta existencia de delitos de malversación, prevaricación y de tráfico de influencias.  La fiscalía está pendiente de decidir si hay indicios y pone en marcha una investigación.

Noticias relacionadas

En este caso, las irregularidades se dieron por la adjudicación a Auding por parte de la ACA de contratos presuntamente a dedo por valor de 7,9 millones, vulnerando los principios de transparencia, publicidad, concurrencia, objetividad e igualdad que han de regir la contratación administrativa, según un informe de la Intervenció General de la Generalitat. Algunos de los informes vendidos eran meras recopilaciones de datos de internet. Quer aseguró en junio a este diario que «hasta el último euro de esta adjudicación está justificado. Nunca participé en ninguna reunión previa (tal y como alega la Intervenció General) a la contratación y se cumplió totalmente el pliego de condiciones».

INFLUENCIA / Fuentes cercanas a Quer aseguraron el viernes que este alto cargo nunca ha influido en ninguna adjudicación a la que después sería su empresa cuando estaba al frente de la ACA (2000-2004). Insistieron en que es un procedimiento regulado y auditado por organismos de control. Respecto a las posteriores adjudicaciones a Auding, cuando él ya trabajaba en esta firma, las mismas fuentes dijeron que Quer ha cumplido siempre estrictamente con la normativa de incompatibilidades. El exgerente de la ACA renunció a los cargos en Auding el 18 de febrero del 2011, días antes de ser contratado por GISA (ahora Infraestructures).