01 abr 2020

Ir a contenido

cambio en el mercado

Una moto eléctrica ¡a 350 kilómetros por hora!

La tecnología ya permite productos competitivos en prestaciones, pero menos en precio

EDUARDO LÓPEZ ALONSO / Barcelona

La Lightning LS-218.

La Lightning LS-218.

Las motos eléctricas han dejado de ser un juguete. En el último año han alcanzado la mayoría de edad indiscutible en prestaciones. Todavía minoritarias en el mercado español, la oferta es abundante y un puñado de ellas gozan de características técnicas similares a las de modelos punteros con motor convencional de combustión. 

Tras el anuncio hace pocos días del proyecto de la Harley Davidson eléctrica, la tendencia parece tener el espaldarazo psicologico para afrontar en un tiempo prudencial la conquista de los mercados. Hasta BMW tiene su megascooter eléctrico (el C). Y es que en la punta de lanza de las motocicletas eléctricas ya se encuentran modelos no aptos para inexpertos y con funcionalidad suficiente para el día a día más elitista. 

Prestaciones comparables

La empresa estadounidense Lightning, con base en Carmel (California), dispone del modelo más avanzado en términos de velocidad. La LS-218, una superbike de motor exclusivamente eléctrico, es capaz de alcanzar los 350 kilómetros por hora. Son palabras mayores. Especialmente para un motor eléctrico, de esos para los que el puño de gas es lo más parecido a un hachazo, un empuje instantáneo que requiere del piloto un nuevo aprendizaje. Aquellos que apuestan por la Yamaha VMax, una verdadera bestia parda de la combustión, con 200 CV, tienen en las motos eléctricas otro estilo igualmente sorprendente en las arrancadas de infarto. Y es que la LS-218 eléctrica declara una potencia máxima de 200 CV y un par motor de 228 Nm, con una autonomía de un máximo de 275 kilómetros. Cuesta unos 28.000 euros (la Yamaha unos 25.000). 

La Wattman

Pero no solo la Lightning aporta un producto puntero. La Wattman de Voxan es otro pepino de altas prestaciones, con una vuelta y media de diseño en sus líneas. De 0 a 100 kilómetros por hora en 3,4 segundos y de 0 a 160 en 5,9 segundos es mucho. Y encima este tipo de motos de líneas limpias, cero emisiones y lujo se vanaglorian de cuidar el medio ambiente y olvidar el mantenimiento tal y como se conoce actualmente en las motos de combustión. 

Las motos eléctricas Zero

Frente a estas motocicletas de salón también han aparecido alternativas algo más llevables. Entre ellas destacan las Zero. Algunas circulan ya por nuestras calles carreteras. El motor más sofisticado de la marca dispone de 68 cv, una velocidad máxima de 164 km/h y una autonomía de 220 kilómetros. Con un precio de 17.000 euros, la SR de Zero sigue teniendo un precio por encima que el de motos equivalentes de gasolina. Una cuestión importante es que la batería del modelo SR está garantizada por 160.000 kilómetros. Dado que los motores eléctricos no necesitan mantenimiento (consumibles), ni gastan en gasolina, permiten una amortización más rápida y buena reventa.

Oferta de motos eléctricas

Un consejo, no hagan carreritas en la salida del semáforo porque las eléctricas ganan casi siempre (no solo por eso). Muchas en silencio, otras con sonido simulado. El obstáculo principal para las ventas todavía es tener enchufe en los garajes comunitarios. Los que tengan una conexión adecuada tienen una opción más, porque las motos eléctricas a la venta en España ya son muchas. También los escúteres chinos eléctricos son una alternativa, aunque a otro nivel.