25 oct 2020

Ir a contenido

Luz ... verde al final del túnel del paro

Los proyectos basados en la sostenibilidad ganan adeptos como salida para hallar empleo o para buscarlo

AGUSTÍ SALA / Barcelona

Una productora y una clienta en la primera Colmena de Barcelona

Una productora y una clienta en la primera Colmena de Barcelona

Al final del oscuro túnel de la crisis hay una luz. Pero no es blanca sino verde. Es un símil empleado por los promotores de una iniciativa para crear empleo entre los jóvenes en Catalunya. La idea es "copiar modelos que sean aplicables en Catalunya", explica Albert Soria, subdirector de la Fundació La Caixa, una de las entidades promotoras de la inciativa junto con el Departament de Territori i Sostenibilitat y el Servei d’Ocupació de Catalunya (SOC). El objetivo es reducir el paro de los jóvenes, uno de los sectores más afectados por el desempleo. Muchos hallan salidas para trabajar o para crear su propio puesto de trabajo.

Uno de estos modelos que se acaba de implantar en Barcelona es del de la francesa La Rouche qui dit oui, fundada por el diseñador industrial Guilhem Chéron. Básicamente se trata de poner en contacto a pequeños productores agrícolas locales con consumidores que quieren productos ecológicos y de calidad a través de una red de "colmenas" en las ciudades que movilizan a consumidores de los barrios y los ponen en contacto con los agricultores. Ya hay más de 500 iniciativas en marcha. Solo en París hay 30, explica Chéron. Ya han generado más de 800 empleos, entre productores y coordinadores de las colmenas.

El modelo de la empresas es social: el 8,35% de las ganancias se las embolsa el coordinador y el otro 8,35% la empresa local matriz, que supervisa la web, que no solo se emplea para los pedidos si no para generar comunidad. El restante 83,3% restante va los productores locales. Chéron revela que los agricultores que se han apuntado a la iniciativa tiene una edad por debajo de la media y la mitad son productores agrícolas de nuevo cuño.

Shaina Machlus está a cargo de la primera colmena en Barcelona que se abastece de productores ubicados a 50 kilómetros a la redonda de la ciudad. Un día y una hora concreta vendedores y compradoes se encuentran en un espacio MOB en la capital catalana. También han comenzado los pasos para operar en Madrid.

Es solo un ejemplo de los que se han presnetado en la jornada de ayer en el Palau Macaya de la Obra Social La Caixa. El objetivo esencial es dar respuesta al paro de los jóvenes entre 18 y 30 años a través de la economía ‘verde’. La directora general de Políticas Ambientales de la Generalitat, Marta Subirà, destacó que las empresas ‘verdes’ se extienden no solo a la agricultura, sino a la industria o los servicios. Por cada empresa nueva que se crea, nacen otras tres de este tipo que, esencialmente, suponen priorizar e interiorizar la sostenibilidad.