INVERSIONES INDUSTRIALES

Nissan inicia la expansión con la nueva furgoneta eléctrica

La Zona Franca aumentará la actividad un 61% y creará 1.000 empleos hasta el 2015

La firma elogia la planta catalana, que también producirá un turismo y una 'pick up'

De izquierda a derecha, Frank Torres, Artur Mas, Felip Puig, José Manuel Soria y Andy Palmer, en una e-NV200.

De izquierda a derecha, Frank Torres, Artur Mas, Felip Puig, José Manuel Soria y Andy Palmer, en una e-NV200. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
ANTONI FUENTES
BARCELONA

Los encrespados acuerdos de reducción de costes laborales firmados en los últimos años en la fábrica de Nissan de Barcelona empiezan a dar frutos palpables. La plantilla acudió ayer de forma masiva al acto de presentación de la primera furgoneta eléctrica e-NV200 fabricada en serie en la Zona Franca, con la que se iniciará una escalada de producción que permitirá contratar a 1.000 empleados hasta el 2015.

Los trabajadores de Nissan fueron los primeros en aplaudir la salida de la línea de montaje de una furgoneta de color blanco largamente batallada y esperada. Más que la furgoneta, los protagonistas del acto celebrado ayer en la planta fueron los empleados, que también recibieron los elogios del séquito de autoridades encabezado por el president Artur Mas, el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

«No estaríamos aquí sin el acuerdo entre la dirección de Nissan y los trabajadores», afirmó Soria en referencia a los sacrificios para ajustarse los sueldos y aumentar la flexibilidad de jornada. Mas desveló que en enero del 2013, justo después de las últimas elecciones autonómicas, tuvo que dedicarse más a la negociación del acuerdo para lograr un turismo que «a otras cosas», en referencia al proceso soberanista. La inversión de Nissan, que suma 431 millones en Barcelona y Ávila, es para Mas una «apuesta a largo plazo».

Las críticas pronunciadas por los máximos directivos mundiales de Nissan en plena bronca por las negociaciones se convirtieron ayer en parabienes sobre la competitividad de la planta catalana. «La elección de Barcelona para producir la e-NV200 fue obvia por su experiencia en furgonetas y su buena labor de ingeniería», indicó el vicepresidente de operaciones de Nissan, Andy Palmer.

«Nissan -añadió- ha situado a España en el centro de su revolución tecnológica y medioambiental del transporte». La e-NV200 supone el segundo vehículo eléctrico de la marca después del lanzamiento en el 2010 del turismo Leaf, del que ya se han vendido 110.000 coches

El consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, subrayó que la fábrica de Barcelona y su plantilla han cumplido con los compromisos de competitividad al entregar a tiempo la primera furgoneta eléctrica. La planta tiene una capacidad para producir unas 20.000 unidades anuales de la furgoneta que exportará a todo el mundo, incluido Japón.

Noticias relacionadas

Las 1.000 incorporaciones a Nissan se completarán en el 2015, cuando ya se estén produciendo los tres modelos asignados a Barcelona en los últimos años: la furgoneta eléctrica, un turismo compacto que se empezará a producir después del verano y una nueva pick up que sustituirá a la Navara.

La utilización de la planta pasará del actual 75% y 124.000 unidades al año a casi el 100% y más de 200.000 vehículos (un 61% más). Sin embargo, todavía quedará hueco, en turenos de fin de semana, para un máximo de 50.000 unidades para las que la Zona Franca optará con un nivel alto de competitividad.