Ir a contenido

Las 5 preguntas de la tasa Tobin

El impuesto sobre las transacciones financieras prevé evitar movimientos especulativos

GUILLERMO GÓMEZ RECIO / Barcelona

España y otros diez países de la zona euro llegaron la semana pasada a un acuerdo para implementar un nuevo impuesto conocido como la tasa Tobin.

¿Qué es?

La tasa Tobin es un impuesto sobre las transacciones financieras, ya sea compraventa de acciones o derivados financieros, para evitar movimientos especulativos. El origen del nuevo gravamen proviene de 1971, cuando esta tasa con el nombre del Nobel de Economía solo gravaba los movimientos especulativos de divisas.

¿Cómo funciona?

Según la propuesta de la Comisión Europea, el impuesto, que solo tributará si existen ganancias, será del 0,1% sobre cada operación. Si se confirma este porcentaje, Bruselas recaudaría unos 35.000 millones de euros al año.

¿Para qué?

La propuesta, promovida desde Alemania y Francia, trata de reducir el riesgo de los mercados financieros y, al mismo tiempo, obtener más ingresos para las arcas públicas

¿Qué países?

La iniciativa cuenta con 11 países de la Eurozona: Alemania, Francia, Italia, España, Bélgica, Austria, Portugal, Grecia, Estonia, Eslovaquia y Eslovenia. En principio el impuesto se aplicaría a todos los países de la Unión Europea, pero la oposición de países como Holanda o el Reino Unido ha hecho que solo se instaure en los 11 países que la han apoyado.

¿A partir de cuándo?

Aunque la fecha prevista para su funcionamiento sea el 2015, el ministro de Economía Luís de Guindos, ha anunciado que el acuerdo, que será formalizado en mayo, podría entrar en vigor dentro de seis meses.

Temas: Tasa Tobin