11 ago 2020

Ir a contenido

Intangibles

Crecimiento del PIB y creación de trabajo

Eduardo Martínez Abascal

Los expertos suelen decir que la economía debe crecer el 2% o el 3% para empezar a crear empleo. Yo mismo he citado esta teoría en algún artículo reciente. Pero me he preguntado si esto sigue siendo así.

El autor de esta teoría, el profesor Okun (EEUU) señaló en 1962 que para mantener el mismo empleo (ni crear, ni destruir) una economía necesitaba crecer alrededor del 3% anual. Esto ocurre porque, debido a mejoras en la productividad, con el mismo número de trabajadores puedo subir la producción el 2% o el 3%, sin necesidad de contratar más gente. A partir de este 3%, sería necesario crecer el 2% adicional para que el empleo creciera el 1%. En otras palabras, con un crecimiento del PIB del 5% el empleo crecería el 1%.

Okun se basó en datos de los años 50 en EEUU y avisó de que esta teoría solo es efectiva cuando la tasa de desempleo está entre el 3% y el 7% , que no es el caso de España. El problema viene cuando la teoría se extrapola a todos los países y años, aunque hayan pasado 50 años. Generalizando de ese modo volvemos a ser esclavos de teorías económicas arcaicas.

Veamos ahora lo que ocurre en España. En el periodo 1989-2013 (25 años) el crecimiento anual promedio del PIB fue del 2% y el del empleo, del 1,6%. Es decir, PIB y empleo crecen casi al mismo ritmo (0,5 puntos arriba o abajo). Esto se puede ver casi trimestre a trimestre.

En los años de crecimiento económico (de 1995 al 2007) el empleo creció ligeramente más que el PIB, en promedio anual el 3,8% contra el 3,5%. En los años de crisis económica (de 2008 al 2013) el empleo bajó mucho más que el PIB, -2,8% y -1%. La caída fue más dramática aún al principio de la crisis (del segundo trimestre del 2008 al primer trimestre del 2009 y también en el cuatro trimestre del 2012). Parece que las empresas reducen empleados cuando prevén que el futuro pinta peor que el presente.

Pero a partir de mediados del 2013, el empleo ya empieza a crecer igual que la economía, aunque sea poco. Las empresas empiezan a contratar, quizá porque los recortes anteriores fueron tan fuertes que no les queda apenas plantilla. Parece que las empresas contratan más gente cuando el futuro pinta mejor que el presente. Creo que esto es puro sentido común, el mejor fundamento por cierto para la macroeconomía. Esto, de confirmarse, son buenas noticias para el empleo, si la economía sigue su lenta recuperación.

Según la ley de Okun la diferencia entre crecimiento del PIB y del empleo es (grosso modo) es de unos 4 puntos porcentuales. La realidad de la economía española muestra que esa diferencia es de apenas 0,5%. O en otras palabras, el empleo ha crecido hasta ahora tanto como el PIB, salvo al inicio de las crisis. Ahora parece que estamos saliendo de la crisis. Buenas noticias y un mito menos, el de que la economía debe crecer más del 3% para crear empleo.