25 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL Presidente de Seat

Jürgen Stackmann: "La base de Seat es ahora más estable y robusta"

O. GRAU / A. FUENTES / X. PÉREZ
BARCELONA

Entrevista con el presidente de Seat, Jürgen Stackmann. / ANAHÍ GALLARDO

Seat y su presidente, Jürgen Stackmann, están a punto de pasar un nuevo examen en el Salón del Automóvil de Ginebra, que se inicia mañana, y con los resultados del 2013. Stackmann destaca, en una entrevista con EL PERIÓDICO, que Seat «ha encontrado su camino» gracias al éxito del León y ve imprescindible que la marca cuente con un SUV (todoterreno urbano), aunque es secundario si se produce en Martorell.

-Las ventas de Seat aumentaron en el 2013. ¿Cómo afectó al resultado?

-El año pasado fue de cambios sustanciales para Seat por muchas razones. Obviamente, los resultados comerciales fueron muy interesantes y dieron mucho impulso positivo dentro de la compañía y en el grupo. Fuimos la marca que creció más y una de las pocas que crecieron en Europa y de las que más lo hicieron en un mercado que cayó. Además, el año pasado sucedió un hecho que marca el camino de futuro de Seat. Fue la buena recepción del modelo León por parte de profesionales y la industria con el reconocimiento de la calidad y la combinación de diseño y practicidad. Es un coche que llama la atención. El nuevo León ha tenido un gran éxito comercial con un aumento de las ventas del 44% y ha transformado la visión de la maca de los consumidores. Nos hace estar orgullos y confiar más en el futuro. Hasta ahora la imagen de Seat estaba muy ligada al Ibiza y a la producción de coches pequeños y baratos. El León nos da una identidad más clara y más allá del Ibiza. En mercados estratégicos como Alemania, Reino Unido y España hemos crecido igual que la media o por encima. La base de Seat es ahora más estable y robusta que en el 2013. Este año estamos viendo que seguimos creciendo gracias al León como segundo pilar de la marca.

-¿Con esa mejora de las ventas podrán tener beneficio más rápido?

-Queremos que Seat sea rentable lo más rápido posible, aunque es difícil decir cuándo lo conseguiremos. Dependerá también de si la economía crece más o menos. Tenemos que conseguirlo en cualquier circunstancia, ese es nuestro trabajo. He hablado de los plazos con Martin Winterkorn pero con nadie más. Estamos haciendo buenos progresos para construir la marca.

-¿Tienen planes para llevar a cabo más despidos tras la reestructuración de la plantilla de las oficinas?

-No hago especulaciones. La realidad es que el año pasado tomamos la decisión de reducir los costes laborales fijos con un acuerdo con los afectados y los sindicatos. Es importante tener una estructura lo más eficiente posible. Pero al mismo tiempo hemos dado la buena noticia de que contratamos a unos 450 empleados porque también tenemos que responder a la demanda lo más rápido posible. Creamos empleo y tenemos más de 5.000 solicitudes para trabajar con nosotros.

-En ese camino de la rentabilidad, ¿necesita Seat un SUV?

-El SUV es un paso esencial para abrir la puerta de la rentabilidad. Es un segmento de mercado que crece y en el que nosotros no participamos. La gente está dispuesta a gastarse más dinero en ese segmento, por lo que es muy interesante para Seat. Tenemos planes que todavía no han sido aprobados, aunque nuestra confianza crece. Necesitamos el SUV para el futuro.

-¿Es más barato producir el SUV en una planta de Skoda que en la de Seat en Martorell?

-La decisión no se ha tomado todavía, es secundario dónde se fabricará. Lo más importante para Seat es tener el coche y poder venderlo. Obviamente, nos encantaría producirlo en nuestra propia planta. Lo primero es tomar la decisión sobre si se hace el SUV, y después ya veremos dónde se produce.

-En el caso de que no consigan la producción del SUV, ¿trabajan en la alternativa de fabricar otros modelos de Audi?

-Ya producimos un modelo de Audi, el Q3, con mucho éxito y nos ha ayudado a transformar la calidad de todos nuestros modelos. Pero es importante tener en cuenta que lo primero es la marca, lo segundo el volumen de mercado y la fábrica, en tercer lugar. Esta marca tendrá futuro si crece y es rentable en el mercado. El futuro de Martorell depende del futuro de la marca Seat.

-¿Qué pasará con el resto de modelos, como el Altea?

-Seat es un fabricante pequeño y no seríamos capaces de estar en algunos segmentos como el del Mii o el Toledo nosotros solos, por lo que necesitamos la cooperación y en Volkswagen tenemos la oportunidad. El Altea está en la misma liga que el Mii y el Toledo con unas ventas de 25.000 unidades, por lo que no se cuestiona.

-En los últimos años se ha hablado mucho sobre la necesidad de ampliar la gama de Seat y de su expansión a mercados emergentes. ¿Qué opina usted?

-No creo que tener más modelos dé como resultado vender más. Necesitamos coches en los segmentos y mercados adecuados. Ahora queremos estar en los mercados principales, no en los que son nicho porque queremos ser una marca de volumen. Nuestro mercado local es Europa y tenemos grandes oportunidades. Lo que nos distingue es que no somos alemanes ni franceses, somos una marca española. Nuestro esfuerzo tiene que ir hacia donde podamos crecer más rápido, y ese lugar es Europa. Al mismo tiempo también queremos crecer en Argelia, Israel o Turquía. También en Rusia y China, pero para crecer en esos países es necesario producir allí y es una decisión que estudiamos tomar pero más adelante. Naturalmente estamos interesados en México y Latinoamérica. Desde el punto de vista cultural es fácil, pero no tenemos la gama perfecta para esos mercados, con coches baratos y berlinas. La prioridad es Europa, donde concentraremos la energía y el tiempo.

-¿Cree que España es más competitiva después de la crisis en costes laborales?

-Claramente sí, aunque no es solo por los costes. Hay que ser flexible también. España tiene mucho más que ofrecer que costes laborales, tiene una buena infraestructura de proveedores, de movilidad, para ser un lugar atractivo para invertir.

-¿Cómo ve la situación política en Catalunya como directivo de una compañía alemana?

-Somos una compañía internacional y necesitamos mercados internacionales, todo lo demás (el debate soberanista) no es mi responsabilidad. Es algo que los catalanes y el resto de España tendrán que acordar entre ellos.

Vea el vídeo de esta

noticia con el móvil o

en e-periodico.es