SECTOR CLAVE PARA LA ECONOMÍA

El Parlament blinda el modelo comercial catalán

La nueva ley del sector aumenta a 10 los festivos de apertura pero fija el horario de las tiendas y los periodos de rebajas

Comercios abiertos en el centro de Barcelona.

Comercios abiertos en el centro de Barcelona. / SERGIO LAINZ

1
Se lee en minutos
JOSEP M. BERENGUERAS / Barcelona

El Pleno del Parlament ha dado luz verde hoy a la nueva  ley de horarios comerciales catalana, que blinda el modelo de 'botiguer' en oposición a la norma liberalizadora del Gobierno de Madrid.

La normativa catalana estaba en gran parte en suspenso debido a diversos recursos de inconstitucionalidad. Con la aprobación de la nueva ley, Catalunya se dota de otra normativa de más rango para fijar cuestiones como los festivos de apertura o las horas que los comercios pueden estar abiertos, cuestiones que habían quedado en entredicho debido a ley estatal que, por ejemplo, permite realizar rebajas durante cualquier periodo del año.

La proposición, dividida en tres títulos, preserva el modelo comercial catalán, los derechos de los trabajadores a la conciliación con la vida familiar y de los ciudadanos a disponer de una oferta diversificada en un entorno de proximidad y con referencias claras sobre las características y la procedencia de los productos en periodos de rebajas y 'outlets', según el texto.

La nueva ley catalana, que ha sido apoyada con los votos a favor de CiU, ERC, PSC i ICV-EUiA (PPC y CUP han votado en contra, mientras que Ciutadans se ha abstenido), hace algunas concesiones en busca de evitar un nuevo conflicto con Madrid. Así, por ejemplo, se eleva el número de festivos de apertura optativa de los comercios hasta 10 (en la acutalidad son 8), aunque serán los ayuntamientos quienes decidan las fechas de dos de estos días.

Noticias relacionadas

También se fija que las únicas tiendas que tienen libertad horaria son aquellas de menos de 150 metros cuadrados (300 en la ley estatal), mientras que los periodos de rebajas se limitarán a del 7 de enero al 6 de marzo y del 1 de julio al 31 de agsoto.

La ley, eso sí, abre la puerta a que los ayuntamientos fijen zonas de interés turístico, en las que se permitirán más días festivos de apertura.