MODERACIÓN DE LA CAÍDA

La economía catalana descendió el año pasado el 0,6%

El PIB registró en el cuatro trimestre un aumento del 0,4% y logró que la tasa anual fuera positiva por primera vez desde el 2011

1
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / Barcelona

Tendencia positiva. La economía catalana moderó su caída el año pasado hasta el 0,6%, siete décimas menos que en el 2012 y la mitad que en el conjunto de España (-1,2%). Esta evolución se apoyó en el crecimiento registrado en el cuatro trimestre, con un alza intertrimestral del 0,4%. Gracias a ello, la tasa anual de producto interior bruto (PIB) en el periodo octubre-diciembre experimentó un alza del 0,7%, "el primer valor positivo desde mediados del 2011", según la Conselleria d'Economia.

La marcha del cuatro trimestre fue la mejor de todo el año después de las alzas intertrimestrales del 0% en el primero, del 0,1% en el segundo y del 0,3% en el tercero. Todo ello permitió que la variación anual acabara en el último trimestre en tasas positivas.

Noticias relacionadas

En el conjunto del ejercicio, la construcción y los servicios siguieron con descensos, del 5,6% y el 0,3%, respectivamente, pero con menor intensidad que en el 2012. En cambio, tanto el sector agrario como el industrial  experimentaron avances del 3,7% y del 0,7%, respectivamente.

Uno de los principales motores siguió siendo la demanda externa, si bien el consumo y la inversión contribuyeron a la mejora general en el cuarto trimestre. Otro de los pilares en los que se apoya la mejoría es en el turismo, con un aumento de la afluencia de visitantes extranjeros del 8% y del 13,4% en su gasto, según los datos del Idescat. Esa evolución palió los efectos de la caída del turismo nacional.