Ir a contenido

REESTRUCTURACIÓN DE UNA COMPAÑÍA

Sony se desprende de Vaio

La firma nipona venderá su división de ordenadores al fondo de inversión Japan Industrial Partners

La empresa llevará a cabo 5.000 despidos para tratar de volver a los beneficios

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

Una de las joyas de la corona de Sony, los ordenadores Vaio, cambiará de manos. La compañía japonesa no pasa por su mejor momento y ha optado por desprenderse de la unidad de PC para focalizar sus esfuerzos en otras unidades. Así lo comunicó ayer el presidente de Sony, Kazuo Hirai, quien también anunció una nueva reestructuración de plantilla.

El mercado mundial de PC sufre el auge de otros dispositivos, en especial las tabletas. Más de moda y más baratas, estas están convirtiéndose en el sustituto de los portátiles. De hecho, el mercado mundial de ordenadores cayó en el último trimestre del 2013 hasta 82,6 millones de unidades, lo que representa el 6,9% menos que las 88,7 millones vendidas un año antes.

Sony presentó la división Vaio en 1996, y logró su máximo de ventas en el 2010. Sin embargo, desde entonces su éxito ha ido cayendo, hasta cerrar el 2013 con 5,8 millones de unidades vendidas (el 33% menos que tres año antes), y ocupando la novena posición en el ranking mundial de fabricantes, según la firma de análisis IDC.

Ahora, Sony ha decidido desprenderse de esta división. Tras desmentir esta misma semana que vendería Vaio a la china Lenovo, ayer comunicó que ha llegado a un acuerdo con el fondo de inversión Japan Industrial Partners para traspasar su negocio de PC (aunque no trascendió el monto de la operación). Este fondo también adquirió recientemente divisiones de firmas niponas emblemáticas como NEC o Olympus.

«La compañía ha determinado concentrar su actividad móvil en los smartphones y las tabletas», aseguró la firma. Gartner prevé que la venta de PC continúe cayendo, pero pronostica que la comercialización de tabletas crecerá este año el 46,7% (263,5 millones de unidades) y el 23,2% más en el 2015 (324,6 millones). En el caso de los móviles, sus ventas alcanzarán las 1.893,4 millones de unidades este año (+4,9%) y 1.964 millones en el 2015 (+3,8%).

El movimiento de Sony busca corregir su rumbo financiero: cerrará su año fiscal (31 de marzo) con unas pérdidas de 802 millones de euros contra la previsión que tenía en octubre de obtener 215 millones en ganancias. Las divisiones de productos como TV y móviles sufren por el éxito de gigantes como Apple o Samsung, mientras que a Sony le va mejor en videojuegos, música y películas.

Además, la compañía llevará a cabo una reestructuración de plantilla que prevé 5.000 despidos, que se sumarán a los más de 28.000 despidos de la última década. También reorganizará su negocio de televisores para reducir costes y potenciar la venta de teles 4K.

0 Comentarios
cargando