El paro y la corrupción disparan la economía sumergida al 24,6% del PIB

Un informe de Gestha estima que el fraude ha subido en 60.000 millones desde el 2008

Las tasas de actividad ocultan van desde el 17,3% de Madrid al 31,1% de Extremadura

1
Se lee en minutos
ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

La economía sumergida ha aumentado su tamaño en 60.000 millones de euros desde el inicio de la crisis hasta situarse en el 24,6% del PIB, siete puntos por encima del nivel existente en el 2008. Así se desprende de un informe presentado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) y dirigido por el profesor Jordi Sardà de la Universitat Rovira i Virgili bajo el título "La economía sumergida pasa factura. El avance del fraude en España durante la crisis".

Según se desprende del estudio, el volumen de la actividad económica en negro aumentó de media unos 15.000 millones de euros anuales desde el inicio de la crisis en 2008, cuando la tasa de economía sumergida se situó en el 17,8% del PIB. Sin embargo, en 2009, considerado como el momento más duro de la recesión, el dinero oculto se disparó en más de 27.000 millones de euros, tanto como los dos ejercicios siguientes juntos, en gran medida por efecto del boom inmobiliario.

El aumento de la tasa de paro, las subidas de impuestos y los casos de corrupción política y empresarial, son otros factores citados por el informe, así como el masivo uso de billetes de 500 euros.

Autonomías y provincias

Noticias relacionadas

El estudio analiza el impacto de la economía sumergida por comunidades autónomas y provincias. Destaca la tasa de economía sumergida "llamativamente baja" de Madrid, del 17,3% de su PIB, la más moderada del país, que el informe atribuye al "efecto capital" y la elevada concentración de grandes empresas nacionales y extranjeras y grandes fortunas. En el otro extremo, se sitúa Extremadura, con una tasa estimada del 31,1%. Catalunya se sitúa en la media, con un nivel del 24,6% de actividad oculta. El mayor aumento del fraude se ha registrado en aquellas autonomías más castigadas por el colapso del ladrillo y el desempleo, según el estudio.

Por provincias, el estudio estima tasas de economía sumergida del 23,1% en Barcelona; el 24% en Girona; el 22,7% en LLeida y el 22% en Tarragona. La tasa más alta, del 31,4%, corresponde a Almería.