Goirigolzarri ve "superficial" decir si Bankia podrá devolver las ayudas públicas

El ejecutivo augura que Catalunya permanecerá en España

Se lee en minutos

P. ALLENDESALAZAR / Madrid

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha mantenido que es una "superficialidad" adelantar si la entidad podrá o no devolver los 22.424 millones de euros en ayudas públicas inyectados por el Estado a la institución financiera. "Decir que se pueden o no se pueden devolver todas las ayudas hoy no se puede decir", ha afirmado.

El ejecutivo, aupado al cargo por el Gobierno, ha asegurado que es imposible saberlo "a priori" ya que depende de varios factores, entre los que ha citado la capacidad del equipo gestor que dirige de volver a hacer rentable la entidad, el sentimiento del mercado y el plazo en que se produzca la venta.

"No es lo mismo privatizar a corto plazo que a medio o largo", ha defendido. El mensaje parece destinado al Ejecutivo, que tiene hasta el 2017 para vender el 68% que posee del capital de Bankia. Goirigolzarri, en ese sentido, ha asegurado que le haría "muchísima ilusión" que la entidad fuera en el futuro "muy independiente", es decir, que no se vendiera a un gran grupo financiero sino que siguiera en solitario.

MALO PARA TODOS

En un acto del Foro Nueva Economía, el banquero también se ha referido a la posible independencia de Catalunya, que a su juicio nunca se va a producir. "Es un futuro que yo no contemplo. Sería una situación muy, muy mala, tanto para Catalunya como para el resto de España. Yo creo mucho en el diálogo y creo que llegaremos a un consenso de que es malo para todos", ha sostenido.

Noticias relacionadas

Goirigolzarri también ha anunciado que la entidad ha cumplido ya el cierre de oficinas que le reclamó Bruselas a cambio de la ayuda europea (pasar de 3.128 a unas 2.000), con dos años de adelanto sobre el plazo concedido. Ha asegurado, además, que el 2014 será el año de la "normalización" de Bankia, que "no necesitará más ayudas públicas".

Uno de los objetivos para el próximo ejercicio es lograr una "facturación de crédito muy superior a la actual". La entidad ha creado una web específica para explicar el grado de cumplimiento de su plan de reestructuración pactado con la Comisión Europea.