22 oct 2020

Ir a contenido

OPERACIONES PARA ABARATAR LA PRÓXIMA DECLARACIÓN DE LA RENTA

La deducción de última hora en el IRPF permite ahorrar 3.600 €

Los técnicos de Hacienda aconsejan apurar desgravaciones como la de la vivienda

La rebaja potencial se incrementa hasta llegar a 60.000 € de ingresos y luego baja

AGUSTÍ SALA
BARCELONA

Los contribuyentes del impuesto de la renta (IRPF) disponen aún de oportunidades de abaratar la factura fiscal antes de que acabe este año y de presentar la declaración en primavera. Los técnicos de Hacienda, agrupados en Gestha, estiman que un contribuyente puede ahorrarse de media 3.591 euros si apura las deducciones y desgravaciones existentes antes del 31 de diciembre. La inversión adicional media para aprovechar todo ese potencial antes de acabar el año es de 16.595 euros.

Entre las ventajas fiscales más habituales está la compra de vivienda habitual, desaparecida este año, pero que se mantiene para las adquisiciones anteriores al ejercicio actual; así como los planes de pensiones. Según Gestha, el ahorro medio declarado en la renta del 2011 fue de 2.204 euros, lo que ofrece aún mucho recorrido a los contribuyentes.

Aunque los técnicos de Hacienda  han calculado una rebaja media, lo cierto es que el aumento del potencial de reducciones y deducciones se incrementa hasta los 60.000 euros de ingresos anuales, que suponen el 3,5% del total. Tras ese nivel, la reducción potencial decae.

El ahorro declarado con las cinco deducciones más comunes va desde los 1.357 euros de un asalariado mileurista (el potencial antes de fin de año tiene aún recorrido hasta 2.743 euros) hasta los 1.952 euros en el caso de ganar 30.000 euros (el potencial es de 2.977 euros).

En cambio, en la parte más alta de las rentas, alguien que ingresa más de 150.000 euros se está deduciendo 5.705 euros de media (el potencial que le queda es de 1.801 euros) y quien disfruta de mayores ingresos, por encima de los 600.000, consigue deducirse de media 8.294 euros (el potencial es de 1.158), según las estimaciones del estudio. Todo ello significa que cuanto más elevada es la renta más posibilidades y asesoramiento tiene el contribuyente. Eso le permite apurar mucho más las ventajas fiscales de las que dispone, afirma el secretario general de

Gestha, José María Mollinedo.

Una de las medidas para reducir la factura fiscal consiste en realizar una amortización anticipada de parte de la hipoteca, que puede reportar un ahorro fiscal de hasta 624 euros adicionales, aseguran. Para alcanzar esa rebaja habrá que invertir una media adicional de 4.163 euros, según esta asociación.

A esta ventaja tributaria se suman otras menos utilizadas por los contribuyentes del IRPF como las cuotas de afiliación y donativos a las oenegés y a otras entidades sin ánimo de lucro. En estas donaciones, las deducciones son del 10% y el 25% e incluso pueden llegar al 30% en determinados programas de mecenazgo establecidos por el Estado.

Todo ello precisa una inversión adicional media de 1.000 euros, con los que se sumarían hasta 250 euros de rebaja de la factura del impuesto de la renta, según os cálculos realizados por los autores del estudio.