21 sep 2020

Ir a contenido

CCOO y UGT piden a Bañez que el salario mínimo suba el 35% en cinco años

Los sindicatos consideran que el IPC muestra una economía en estancamiento

MERCEDES JANSA / Madrid

Los secretarios de acción sindical de CCOORamón Górriz, y de UGTToni Ferrer, han pedido por carta a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que proceda a un incremento del salario mínimo (SMI) y del índice de renta múltiples (IPREM) que compense la reitera pérdida de poder adquisitivo en las rentas más bajas en los últimos años por la crisis.

El objetivo sería, según la petición sindical, que el SMI alcance el 60% del salario medio neto, como recomienda la Carta Social Europea que ha firmado España. De esta manera se compensaría la pérdida de poder de compra de los salarios que según los sindicatos es de 5,8 puntos desde 2010. En la actualidad hay unas 215.000 personas cuyos ingresos son iguales e inferiores al salario mínimo, que en la actualidad es de 645 euros mensuales.

Para el IPREM, un índice que influye en la concesión de ayudas y becas, las centrales piden un mecanismos de actualización automática similar al que el Gobierno ha propuesto para las pensiones, con un mínimo del 0,25%, al que se sumaría el índice de precios cada año en función del crecimiento de la economía. El IPREM está congelado desde el 2011, una medida también prevista para el año que viene en el proyecto de Presupuestos, y acumula una pérdida de poder adquisitivo del 7,7%.

Con la creciente pérdida de compra de los salarios y a la vista del dato del IPC conocido hoy, Górriz y Ferrer consideran que la economía "puede entrar en una fase de estancamiento". Los recortes y la congelación salarial aplicados por la crisis, han señalado los representantes sindicales, muestran que "no estanos saliendo de la recesión" y que siguen sin caer precios como los de vivienda, enseñanza o luz, que son gastos esenciales para las familias.