La competitividad de un sector estratégico

El automóvil prevé 1.500 millones más de inversión

Las plantas de Seat, Volkswagen y Peugeot esperan nuevos vehículos

Los modelos ya asignados a España suman 3.500 millones

3
Se lee en minutos
ANTONI FUENTES
BARCELONA

El péndulo de la globalización se mueve con decisión desde hace unos meses a favor de la industria española del automóvil. Mientras los sindicatos de Bélgica se preparan para la ejecución de lo que consideran una «sentencia de muerte», el cierre de la fábrica de Ford en Genk y el despido de sus 4.400 empleados, la plantilla de sus colegas en Valencia se ha ampliado en 1.400 trabajadores para poner en marcha un turno nuevo como paso previo para asumir los modelos de la planta belga.

En los últimos meses proliferan estos casos de deslocalizaciones o asignaciones de vehículos en los que las 17 fábricas españolas ganan por goleada a sus homólogas del resto de Europa, hasta el punto de haber suscitado los elogios de la prensa internacional como ejemplo de vía de escape a la crisis, en palabras del Financial Times.

Hasta ahora, las inversiones anunciadas por los fabricantes en España en los últimos meses suman 3.500 millones de euros y pueden aumentar en unos 1.000 o 1.500 más en poco tiempo con la adjudicación de algunos modelos más por los que pugnan las factorías españolas, según las estimaciones de la asociación Anfac.

SIGUE LA BUENA RACHA / «Hemos tenido un buen recorrido de adjudicaciones hasta ahora y esperamos que no se detengan por ahora», explicó el presidente de Anfac y vicepresidente ejecutivo de Peugeot en España, José Manuel Prieto, en el encuentro del sector que ha tenido lugar esta semana en el IESE. Entre las inversiones que pueden recibir una confirmación en las próximas semanas se encuentran la de un todoterreno urbano (SUV) para la fábrica de Seat en Martorell y nuevos modelos para la factoría del grupo PSA (Peugeot-Citroën) en Villaverde (Madrid) y la de Volkswagen en Navarra.

El proyecto del SUV que compartirán las marcas de Seat y Skoda se encuentra en la fase final de análisis para decidir, en primer lugar, si es ratificado en función de la inversión necesaria y el volumen de ventas previsto y, en segundo lugar, en qué planta se produce.

VENTAJAS DE MARTORELL / La factoría de Martorell compite con la checa de Skoda de Mlada Boleslav con la ventaja de la flexibilidad, que permite abrir más días al año, y la calidad acreditada con la producción del Audi Q3. Pero tiene el hándicap del coste laboral por hora más elevado.

En Villaverde, PSA tiene que concretar qué vehículo asigna después de que anunciara la producción de «un modelo de Citroën», aunque la compañía ya trabaja en la preparación de la línea de montaje. En la planta de Volkswagen en Landaben (Pamplona), los sindicatos negociaron un acuerdo de reducción de costes con el horizonte de la asignación de un segundo modelo que complemente la producción del Polo.

Noticias relacionadas

De momento, los 3.500 millones comprometidos para nuevos modelos ya decididos supondrán la creación de varios miles de empleos en las fábricas españolas encabezadas por Nissan, Renault, y Ford. Los nuevos empleos en ciernes conviven todavía con expedientes de regulación temporales o medidas internas de flexibilidad. La planta de Opel en Figueruelas es un ejemplo de ello ya que el bache previsto hasta el verano equivale a un sobrante de unos 1.000 empleados que tendrán trabajo con los nuevos modelos, según el director general, Antonio Cobo.

Los objetivos del plan sectorial de aumentar la producción de los dos millones de vehículos del 2012 a tres millones en unos cinco años, junto con la vuelta a un nivel de matriculaciones de 1,5 millones en España, generará unos 80.000 empleos adicionales en fábricas y concesionarios, según los cálculos de Anfac.