LA CRISIS SOCIOECONÓMICA

Los indignados de toda Europa salen a la calle para clamar contra el 'austericidio' de la troika

Una marea ciudadana de miles de personas protestaron en cien ciudades de la UE

Manifestantes forcejean con policías antidisturbios, este sábado, en Fráncfort.

Manifestantes forcejean con policías antidisturbios, este sábado, en Fráncfort. / EFE

3
Se lee en minutos

Miles de personas se manifestaron hoy en varias ciudades europeas convocadas por el movimiento "indignado" contra las políticas de austeridad impuestas por la troika (FMI, BCE y CE) en algunos países de Europa.

Portavoces del movimiento portugués "Que se lixe a Troika" (que se fastidie la troika), convocante de la marcha en Lisboa, declararon a los medios que lo importante de la protesta de hoy es su carácter internacional, para demostrar el descontento de los pueblos europeos con las políticas de recortes aplicadas por todo el continente.

En la marcha de hoy los manifestantes exhibieron pancartas contra el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, y la troika, formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Estos tres organismos concedieron hace dos años a Portugal un rescate financiero de 78.000 millones de euros que ha exigido la aplicación de duras medidas de austeridad.

Los manifestantes reclamaron soluciones al desempleo, que en Portugal alcanza una cifra del 18 %, y a la crisis económica después de tres años seguidos en recesión.

Solidaridad

Un grupo de cuarenta jóvenes del movimiento 15-M se concentraron en una céntrica plaza del barrio europeo de Bruselas para protestar ante las instituciones comunitarias contra la política de austeridad. Lidia Brun, de 25 años, procedente de Barcelona y que se encuentra en Bruselas para ampliar sus estudios, dijo a la prensa que los "indignados" quieren mostrar su solidaridad con los jóvenes que se han concentrado estos días en varias ciudades españolas, así como en Lisboa y en Fráncfort con el mismo fin.

"Te das cuenta de que tanto los jóvenes en Grecia, como los de Portugal o los que están delante del Banco Central Europeo (BCE), todos estamos utilizando los mismos argumentos, quejándonos de lo mismo y saliendo a la calle con la misma indignación", señaló. Esa política, sostuvo, "obliga a muchos jóvenes bien preparados a abandonar su país en busca de mejores oportunidades" y además, agregó, "está acabando con el estado del bienestar y la democracia, sobre todo en el sur de Europa, porque se dicta la austeridad desde despachos y capitales sin tener en cuenta a la población".

"Nos hemos tenido que ir de nuestro país porque no había trabajo, ni siquiera en condiciones precarias", se lamentó Brun.

Las protestas anticapitalistas llevadas a cabo en Fráncfort, que congregaron a varios miles de personas en la capital financiera de Alemania, concluyeron con choques violentos entre un grupo minoritario de manifestantes y la policía. La marcha, que pretendía paralizar el centro de Fráncfort, arrancó a mediodía con la participación de hasta 20.000 personas, según el colectivo organizador "Blockupy", y en torno a 7.000, según fuentes policiales.

Poco después, las fuerzas de seguridad decidieron aislar a un grupo de participantes (mil, según "Blockupy", y entre 200 y 400, a juicio de la policía) entre los que se encontraban muchos miembros del denominado "bloque negro", la mayoría encapuchados y con protectores.

La creciente tensión entre este grupo y los agentes, que mantenían aislado al grupo y no le permitían seguir la marcha, acabó degenerando en choques violentos en los que los manifestantes lanzaron a la policía bombas de pintura y bengalas, y esta respondió con bombas de humo.

No obstante, la gran mayoría de la manifestación anticapitalista discurrió sin incidentes por las calles de Fráncfort y, tras una serie de discursos al final del recorrido, se disolvió pacíficamente.

Noticias relacionadas

En Madrid, miles de personas se manifestaron contra los recortes impuestos por la troika, convocados por el colectivo Marea Ciudadana y arropados tras una pancarta con el lema "pueblos unidos contra la troika". No debemos, no pagamos". Al acto asistió el coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, que defendió la "respuesta de la calle" contra las nuevas medidas que ha dictado la Comisión Europea a España, consistentes en acometer una nueva subida de impuestos y la aplicación de recortes en las pensiones.

El líder de Siryza (Coalición de la Izquierda Radical de Grecia), Alexis Tsipras, que asistió a la manifestación de Madrid, señaló, en declaraciones a Efe, que contra la austeridad decidida por la troika hay que oponer la resistencia de los pueblos, especialmente de los del sur de Europa, lo que permitirá mantener el optimismo en el futuro.