PREVISIONES DE PRIMAVERA DE LA UE

Bruselas augura más recesión y déficit que el Gobierno

Las previsiones de primavera de la UE avisan de que las cuentas se descontrolarán en el 2014 pese a los ajustes anunciados

1
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Bruselas

LaComisión Europeaestima que España sufrirá este año una recesión algo más profunda de la que acaba de anunciar el Gobierno y que el déficit público será también este año más elevado de lo que calcula el Ejecutivo español. La Comisión Europea también da a entender en suinforme de previsionesque los ajustes anunciados por el Gobierno para recortar el déficit público en el 2014 son insuficientes.

La contracción del producto interior bruto (PIB) este año será del 1,5%, peor queel 1,3% que calcula el Gobierno de Mariano Rajoy, según las Previsiones Económicas de Primavera de la Unión Europea (UE), que ha presentado el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios,Olli Rehn. La recesión en el conjunto de la eurozona será este año mucho más suave, con una contracción del PIB del 0,4, según ha precisado Rehn.

Eldéficit público(excluido el coste del saneamiento bancario) se elevará en el 2013 al 6,5% del PIB, después de aplicar las nuevas medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno, según el informe de la Comisión Europea. El Gobierno español anunció hace una semana una cifra de déficit del 6,3%.

Más recortes presupuestarios

Noticias relacionadas

La Comisión Europea advierte en sus previsiones que el déficit público español volverá a descontrolarse en el 2014 y subirá hasta el 7%, en lugar del 5,5% previsto por el Gobierno. El informe del Ejecutivo comunitario estima que serán necesarias medidas adicionales de ajuste presupuestario a las anunciadas por el Gobierno para mantener a la senda descendente del déficit, incluso con los dos años más de plazo para recortar el déficit por debajo del 3% del PIB con los que cuenta Rajoy.

Para el 2014, la Comisión Europea estima uncrecimientodel 0,9% para España (frente al 0,5% del Gobierno) pero avisa de que esa previsión es irreal, porque no tiene en cuenta el impacto de los ajustes imprescindibles que deberá adoptar el Gobierno para evitar el citado descontrol del déficit.