LAS DIFICULTADES FINANCIERAS DE LAS EMPRESAS

Pescanova, en río revuelto

El grupo alimentario gallego se ha procurado tiempo para renegociar su deuda financiera a corto y largo plazo

La banca asume que no llegará a presentar concurso y negocia varias alternativas

Gigante alimentario 8 Instalaciones de Pescanova en Redondela.

Gigante alimentario 8 Instalaciones de Pescanova en Redondela. / EFE / SALVADOR SAS

Se lee en minutos

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS
BARCELONA

Con Pescanova se ha producido esa situación tan evocada en el mundillo financiero, según la cual si le debes al banco 10.000 euros, pongamos, tienes un problema. Pero si le debes 15 millones de euros, por ejemplo, el banco tiene el problema. El grupo de bancos que financian a esta compañía, más de 20 entidades, se encontró recientemente con la petición de la firma alimentaria de un aplazamiento de 90 días para retornar un crédito de 15 millones de euros.

La compañía, según explican fuentes bancarias, no tenía otros problemas que no fueran ciertas dificultades de liquidez para financiar el circulante. Tiene una plantilla de 12.000 trabajadores e ingresa más de 1.600 millones de euros anuales, que siguen generando beneficios. Pero topa con un entorno bancario bastante revuelto. Varias de las entidades que la han financiado tradicionalmente forman ahora parte de otros bancos, algunos de los cuales han tenido que recurrir a ayudas públicas. Entre ellos se encuentran Caja3, EBN Banco -una entidad de las antiguas cajas de ahorros dedicada a la financiación corporativa, cuyos socios ya no son cajas-; Banco Mare Nostrum; Ceiss (Caja España-Caja Duero), y Kutxa, integrada en el grupo de las cajas vascas.

«La mayor parte de estas entidades no aceptaron la propuesta de refinanciación», comentan fuentes financieras. Aunque es verdad que la mayoría de bancos que financian a la compañía -hasta un 70% de los 1.500 millones de pasivo que ha declarado en el preconcurso presentado el viernes pasado- han aceptado entrar en el pool bancario que negocia una salida a la situación. El Banc Sabadell, con 200 millones de deuda lidera el pool, en el que también están Nova Caixa Galicia, Pastor, CaixaBank, Bankia, Deutsche Bank, entre otras entidades.

Pescanova ha ganado tiempo con el preconcurso: 120 días, que corresponden al plazo que tiene la compañía para renegociar la deuda. «No llegará a presentar el concurso, por que se encontrará una solución antes», comentaron fuentes cercanas a la negociación.

Noticias relacionadas

Sobre la mesa, varias soluciones: una de ellas es reestructurar la deuda a corto y largo plazo y vender la filial que el grupo tiene en Chile, Acuinova, una planta de salmón atlántico. Si se produjera la venta de la filial chilena, ya no sería necesario llevar a cabo otra de las alternativas: una ampliación de capital y/o emisión de bonos.

Los accionistas aún no han decidido si aumentan su participación. Así lo ha hecho saber la cervecera Damm, que tiene el 6,18% del capital. De momento el mercado ha acogido la posibilidad de acuerdo con subidas tan espectaculares como lo fueron las pérdidas tras conocerse el preconcurso.