TROBADA D'ECONOMIA A S'AGARÓ

Mas pide a los empresarios que reclamen el consenso en Madrid

El 'president' alerta de que el Estado deja a la Generalitat "sin capacidad de inversión"

Artur Mas, durante su intervención en el encuentro de S’Agaró. JOAN CASTRO / ICONNA

Artur Mas, durante su intervención en el encuentro de S’Agaró. JOAN CASTRO / ICONNA

1
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / Platja d'Aro

El 'president' de la Generalitat, Artur Mas, ha reclamado a los empresarios que vayan a reclamar el consenso a Madrid. Durante la inauguración de la 18ª Trobada d'Economia a S'Agaró, Mas ha sido directo: "Os pido que pidáis en Madrid lo mismo que pedís aquí". Ha defendido el diálogo y el consenso, como hacen instituciones como el Cercle d'Economia, pero ha recordado que para que eso se produzca las dos partes deben estar dispuestas a hacerlo.

"Si allí ven que aquí hay un consenso signficativo en el conjunto de la sociedad catalana, el mensaje es mucho más potente", ha afirmado. El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, que ha precedido a Mas, ha pedido también el diálogo y el consenso de la Generalitat y el Estado para reconducir las relaciones, el marco institucional y salir de la crisis.

Mas ha puesto como ejemplo de la falta de voluntad de diálogo del Gobierno central la respuesta de este a la resolución del Parlament sobre el derecho a decidir. "No era, ni mucho menos una declaración de independencia", ha sentenciado.

Objetivo de déficit

Noticias relacionadas

El 'president' ha insistido en que la centrifugación del déficit que, a su entender, realiza el Estado conduce a un callejón sin salida y al "desprestigio general". Ha recordado que el Gobierno central se ha reservado el 85% del objetivo de déficit para este año, cuando las autonomías suponen más del 30% del gasto y solo les permite el 15% de los números rojos. Todo ello, ha agregado, supone que "la Generalitat se ha quedado sin capacidad de inversión".

Además ha denunciado la "situación diabólica" en la que resulta imposible cumplir los déficits, pero no se autoriza a las autonomías a financiar esos excesos. "Y si no se puede pagar ¿qué sentido tiene gastar? Hay que ponerle solución", ha dicho.