20 oct 2020

Ir a contenido

Cuatro consejos para sobrevivir a la cuesta de enero

Los expertos de Bankimia sugieren cuatro opciones para adaptar la economía familiar a la crisis y los gastos inesperados

El camino que traza la cuesta de enero es cada vez más empinado. A las adquisiciones navideñas, que muchas veces superan los bolsillos, se les han de sumar posibles compras en las rebajas y las deudas (hipoteca u otros créditos) que cualquier familia tiene que afrontar cada mes. Lo mejor es intentar aplicar el sentido común e intentar ajustar la economía familiar. Así, es conveniente eliminar gastos superfluos, limitar las compras y no hacer adquisiciones impulsivas. Reflexionar si realmente se necesita una prenda, por muy rebajada que esté, antes de adquirirla o llevar una lista de la compra con lo necesario al supermercado son pequeños gestos que pueden colaborar en el ahorro diario.

Hacer frente a todos los gastos puede convertirse en una ardua tarea que puede provocar más de un quebradero de cabeza. Con todo, hay algunos trucos de economía familiar para salvar un poco el nivel de la pendiente y respirar un poco tranquilos. Aquí mostramos algunos de ellos, explican los expertos del comparador de productos bancarios Bankimia:

¿ Fraccionar los pagos de la tarjeta de crédito: Consiste en dividir la deuda para pagarla durante un tiempo determinado. Normalmente, las entidades bancarias otorgan un máximo de 12 meses. Si bien algunas no gravan la deuda, otras pueden aplicar intereses de hasta el 25%.

¿ Obtener tarjetas de fidelización: Grandes establecimientos como El Corte Inglés, Carrefour, Fnac, Decathlon, Alcampo, Eroski e Ikea, entre otros, además de agencias de viajes y compañías aéreas disponen de tarjeta de crédito propia. En algunos casos permiten dividir los pagos hasta en 18 meses sin ningún tipo de interés.

¿ Contratación de préstamos personales: Varias empresas se dedican a la financiación de créditos rápidos, sería el caso de Cofidis y BIGBANK, que pueden hacer efectivo el dinero en aproximadamente 48. Con todo, es preciso revisar a fondo las condiciones de estos tipos de préstamos antes de firmarlos.

¿ Minipréstamos: Muchas veces un gasto imprevisto da un golpe a la economía familiar en el momento más inoportuno. Para hacerlo frente, una posibilidad son los minipréstamos, créditos de hasta 600 euros a devolver en un corto periodo de tiempo, unos 21 días. Si bien se conceden de forma rápida, incluso a través de internet y por SMS, los intereses a pagar son bastante elevados.