Ir a contenido

PRIVATIZACIÓN PARA ALIVIAR LAS FINANZAS PÚBLICAS

Acciona y BTG Pactual echan al Govern un cable de 1.000 millones

La firma del contrato de Aigües Ter Llobregat permite reducir el déficit el 0,5% del PIB

La Generalitat traspasa hoy la gestión de los túneles de Vallvidrera y el Cadí

AGUSTÍ SALA
BARCELONA

Como agua de mayo, pero a finales de diciembre. El nuevo Govern puede ya reducir el déficit del 2012 en casi 1.000 millones (995,4 millones), lo que equivale al 0,5% del producto interior bruto (PIB) o a un tercio de todo el objetivo para este año (1,5% del PIB). Todo ello gracias a la firma del contrato para gestionar Aigües Ter Llobregat (ATLL) durante 50 años por el consorcio encabezado por Acciona y el banco brasileño BTG Pactual, ganador del concurso que convocó la Conselleria de Territori.

El documento se selló mientras los consellers tomaban posesión de sus cargos. Entre ellos, el nuevo titular del departamento, Santi Vila, que releva a Lluís Recoder, que ha pilotado la privatización de esta abastecedora del área metropolitana de Barcelona y comarcas adyacentes con 4,5 millones de habitantes.

Por parte de Acciona firmó el presidente de la división de agua, Luis Castilla; y por la conselleria, el secretario general en funciones, Pau Villòria. La firma supone para el Govern ingresar 298,6 millones en efectivo. Los restantes 696,8 millones se liquidarán con 50 anualidades. El consorcio, del que Acciona y BTG cuentan el 39% cada uno, tiene también como accionistas a empresarios catalanes como Liliana Godia o la familia Rodés (Media Planning). Entidades lideradas por el Banco Santander financian la operación.

Los nuevos gestores tomarán las riendas de ATLL, cuyo consejo actual celebrará el lunes la última reunión, el 1 de enero. Queda pendiente un recurso de Aigües de Barcelona (Agbar), que perdió el concurso, y que ha recibido el aval del juez cuando ha exigido información de la oferta económica de Acciona.

MÁS DINERO FRESCO / Por su parte, está previsto que el mismo BTG Pactual aliado de Acciona y Abertis firmen hoy el contrato para la gestión de los túneles de Vallvidrera y del Cadí de la sociedad pública Tabasa. Abertis aporta el 35% y su socio el 65%, pero será la primera la que gestionará los túneles. El consorcio desembolsará 309,6 millones y los otros 120,4 millones al final de los 25 años de concesión, pero con un interés del 6% anual. La operación tiene el apoyo financiero del Santander, el BBVA, CaixaBank o el Banc Sabadell. A diferencia de ATLL, la Intervención del Estado debe dictaminar aún si se podrá reducir el déficit por el total del contrato o por una parte.