Pujol y Niño Becerra coinciden en que Catalunya debe controlar la imigración

El político y el economista consideran que hay que afrontar el problema de la "burbuja laboral"

Pujol y Niño Becerra coinciden en que España es un lastre para la economía catalana. / ACN

Se lee en minutos
MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / Barcelona

El economista Santiago Niño Becerra y el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol han coincidido hoy en que Catalunya y España han sufrido una"burbuja laboral", además de una burbuja inmobiliaria, que ha permitido que seis millones de personas procedentes de otros países llegaran en busca de trabajo. "Ahora no necesitamos a toda esa gente", dijo Pujol. 

En su opinión se trata de un problema serio que no se podrá resolver intentando esconderlo. "El tema debe plantearse y hay que dar soluciones. Debemos ser solidarios, pero de forma inteligente", ha comentado Pujol durante un desayuno del Centro de Estudios Jordi Pujol en el que el invitado era el economista Niño Becerra.

Noticias relacionadas

Este coincidió con Pujol en que el derecho a la inmigración debe practicarse de manera selectiva. "Si se les necesita por cuatro años, que venga por ese periodo". El economista, como el propio Pujol, se mostró partidario de un "control demográfico".

El economista defiende una utilización efectiva de los recursos económicos. "Se ha acabado el modelo económico del BMW para todos", dijo, lo que supone que se neceista una redistribución de los recursos más eficiente. En este sentido, mantiene que España es un "lastre" para la economía catalana, y defendió que la independencia de Catalunya no sería necesaria si la Generalitat pudiera gestionar los recursos que se pierden por el déficit fiscal. En su opinión, Catalunya acabará independizandose de España si no puede asumir la autonomía financiera y fiscal.