El BCE rechaza dar las garantías que pide Rajoy para el rescate

Draghi reitera que toda intervención en apoyo a la deuda requiere condiciones

El BCE rechaza dar las garantías que pide Rajoy para el rescate / ATLAS

1
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Bruselas

El presidente delBanco Central Europeo(BCE), MarioDraghi, rechazó este jueves dar las garantías previas que le pide el presidente del Gobierno, MarianoRajoy, para pedir el rescate a la eurozona. "No se puede dar ningún tipo de garantía por adelantado. No hay ningún quid pro quo automático", señaló Draghi al ser preguntado por la pretensión de Rajoy de tener la garantía previa de que la intervención del BCE bajará en 200 puntos básicos la prima de riesgo española, que actualmente se sitúa en 450 puntos respecto al bono alemán.

El mecanismo de intervención delBCEserá "totalmente efectivo", se limitó a asegurar Draghi este jueves, tras insistir varias veces en que la decisión de pedir la ayuda recae exclusivamente en los gobiernos afectados. "La pelota está en el campo de los gobiernos, no en el del BCE", añadió Draghi, después de recordar que "no" habrá ninguna intervención que no esté sometida previamente a un programa del Eurogrupo con la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI). "La estricta condicionalidad es indispensable para incentivar a los gobiernos a corregir sus desequilibrios y reformar sus economías", explicó Draghi.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, Draghi subrayó que la situación financiera en la eurozona es mucho mejor que hace tres meses gracias a la creación por el BCE del mecanismo de intervención, aunque dista mucho de ser satisfactoria. Por ello, insistió en que "cuanto antes" se completen las reformas económicas y los ajustes presupuestarios "más rápido se normalizarán los mercados".

TIPO DE INTERÉS SIN CAMBIOS

El BCE mantuvo sin cambios el tipo de interés de la eurozona en el 0,75%, a pesar de la actual debilidad económica que se prolongará a lo largo del año próximo. "La recuperación será lenta, gradual, pero sólida", explicó Draghi, ya que las bases económicas estarán "más equilibradas" que las de EEUU y Japón. Draghi destacó que es crucial continuar con el proceso de reducción de los déficits y con la creación de la supervisión bancaria centralizada en el 2013.