El paro sube hasta 5.778.100 personas, con una tasa del 25,02%

Se destruyeron 96.900 empleos entre julio y septiembre, de los que casi 50.000 se perdieron en el sector público

Catalunya ha perdido en un año 192.100 ocupados

Cola de parados en la oficina del Inem de Terrassa.

Cola de parados en la oficina del Inem de Terrassa. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
MERCEDES JANSA / Madrid

El paro en España ha llegado al 25,2% en el tercer trimestre del año alcanzado a 5.778.100 personas, 85.000 más que en el trimestre anterior, según los datos de la encuesta de población activa (EPA). Es la tasa de paro más alta desde que se inició esta serie histórica en el 2011. La población activa ha disminuido en 12.000 personas a finales de septiembre.

La ocupación ha caído hasta niveles de hace nueve años. En el tercer trimestre se destruyeron 96.900 puestos de trabajo (el 0,56%), con lo que el número de ocupados alcanzó la cifra de 17.320.300 personas, su nivel más bajo desde el segundo trimestre de 2003. Del total de empleos destruidos entre julio y septiembre, 49.400 pertenecían al sector público y 47.600 al privado, como consecuencia de los recortes de personal que se están produciendo en las administraciones públicas por las políticas de ajuste para reducir el déficit.

Si se comparan estos datos con los de finales de septiembre del 2011 destaca que en un año el desempleo ha aumentado en 799.700 personas, el 16,06%, mientras que los empleos destruidos alcanzan los 835.900.

El incremento del paro tuvo mayor impacto entre las mujeres, con 75.500 desempleadas más, frente a 9.500 hombres, situación que se repite también en la ocupación ya que se han registrado 68.700 empleos menos entre las mujeres mientras que entre los varones se destruyeron 28.200 puestos de trabajo.

Por primera vez en muchos meses se ha estabilizado el número de hogares con todos sus miembros sin empleo, al incrementarse apenas el 0,01%, lo que supone 200 hogares más que en la anterior EPA del mes de junio. Pero la cifra alcanza cotas históricas y llega al 1.737.900 de hogares. En un año 312.700 hogares han llegado a esta dramática situación el 21,94%.

DATOS DE CATALUNYA

El paro en Catalunya ha subido en 18.800 personas y suma 840.400 desempleados, con una tasa del 22,56%. En un año han ido al paro en Catalunya 98.400 personas y se sitúa por detrás de Andalucía que registra un incremento de 191.300 desempleados.

Por provincias, Tarragona es la que registra la tasa más elevada, alcanzando el 23,73% con 99.900 parados, mientras que en Barcelona es del 23,07% con 622.800, en Girona del 21,87% con 85.700 y en Lleida del 15,05% con 32.100.

También se ha producido un importante descenso de la ocupación con 36.300 ocupados menos, por detrás de Andalucía con 58.400 menos. En los últimos doce meses Catalunya se ha situado como la comunidad con una caída más acusada del empleo ya que ha perdido 192.100 ocupados.

BAJA LA CONTRATACIÓN

El aumento del paro en paralelo a la caída de la actividad económica muestra que la contratación no se recupera pese a las reformas emprendidas. Así aumenta en 65.100 el número de trabajadores por cuenta propia, se los que 56.500 son trabajadores independientes o empresarios sin asalariados.

La destrucción de empleo es otro dato que muestra la gravedad de la situación del mercado de trabajo. En el tercer trimestre del año el número de asalariados con contrato indefinido baja en 179.400 personas, mientras que el de asalariados con contrato temporal sube en 15.300.

CASI UN MILLÓN DE JÓVENES

Noticias relacionadas

En cuanto al paro entre los jóvenes, la tasa de desempleo descendió casi un punto (0,94%) respecto a los datos de junio y se situó en el 52,34 %, lo que equivale a un total de 970.200 jóvenes. En todo caso supone un aumento del 6,5% respecto del tercer trimestre del 2011.La mayoría de los desempleados jóvenes (728.600) tiene entre 20 a 24 años y hay 241.600 en el grupo de 16 a 19 años.

Por comunidades autónomas, el paro subió en diez, en mayor medida en La Rioja, con incrementos del 12,52%, Murcia, (10,56%), Andalucía (4,50%), País Vasco (4,38%), Asturias (4,11%) y Comunidad Valenciana (3,93%). Por el contrario descendió en Cantabria, Navarra, Baleares, Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid.