Ir a contenido

La crisis del euro

El Banco de España sugiere que no se revaloricen las pensiones

Linde considera «optimista» la previsión oficial de una caída del PIB de solo el 0,5% en el 2013

El gobernador ve en peligro el objetivo de déficit para este año y pide nuevas medidas de ajuste

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
MADRID

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, consideró ayer que difícilmente España va a lograr cumplir el objetivo de déficit del 6,3% del PIB previsto para este año y pidió la adopción de «medidas adicionales» que lo hagan posible a través de nuevos ajustes. El nuevo gobernador -nombrado por el Gobierno del PP en junio- opinó que la revalorización de las pensiones en función del IPC de noviembre añade un riesgo grave al cumplimiento del déficit y declaró que el Gobierno «debería pensar esta decisión muy seriamente».

Los servicios de estudio del Banco de España calculan que actualizar el valor de las pensiones en función de un posible IPC del 3,5% en noviembre elevaría el gasto del 2012 en 3.000 millones y otro tanto en el 2013. El impacto total estimado por el Banco de España (6.000 millones) es algo superior a los 5.000 millones estimado hasta ahora por analistas.

El gobernador aconsejó «reforzar los mecanismos que permitan corregir con prontitud» las desviaciones del déficit. En este punto, Linde recordó la facultad del Gobierno central de «imponer medidas de ajuste» a las administraciones territoriales.

CRÍTICAS AL PRESUPUESTO DEL 2013 / Linde compareció ayer en el Congreso de los Diputados para valorar el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2013. El gobernador juzgó «optimista» la previsión del Gobierno sobre el PIB del 2013, lo que, según el Banco de España, también añade dudas sobre el cumplimiento del objetivo de déficit del año próximo (4,5% del PIB). El Gobierno ha construido el Presupuesto del 2013 sobre la previsión de que la economía caerá el 0,5% y no el 1,5% que apuntan la mayoría de los organismos internacionales y analistas.

Con todo, el servicio de estudios del Banco de España ha estimado que esta desviación del PIB apenas añadiría tres décimas al déficit (3.000 millones), un impacto que Linde consideró «manejable». El cálculo difiere del realizado por otros expertos, como el director de coyuntura de Funcas, Ángel Laborda, que estima que una recesión del 1,5% añadiría 20.000 millones al déficit del 2013.

Desde el punto de vista del gobernador, el mayor riesgo para el cumplimiento del objetivo de déficit del 2013 proviene del incumplimiento que -dijo- se producirá en la recaudación de impuestos en el 2012.

El Gobierno replicó ayer a las críticas del Banco de España reafirmando su voluntad de cumplir el objetivo de déficit del 2012 y explicando que las medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno y las autonomías concentrarán sus efectos en la última parte del año. Así lo explicaron en el Congreso la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferré. Ambos defendieron las previsión oficial de una caída del PIB de solo el 0,5% en el 2013 argumentado que las 43 reformas estructurales comprometidas por el Gobierno permitirán contener la recesión.

CONDICIONES ASUMIBLES / En relación a la posible petición de rescate de la economía española, el gobernador opinó que las condiciones que impondría la Unión Europea «podrían ser asumibles» ya que afectarían más a la adopción de reformas y a nuevos controles que a nuevas medidas de gasto. «No sería en absoluto un rescate al estilo del que se ha implementado en otros países (como, Grecia, Irlanda o Portugal)», ha dicho; en el caso español, lo importante es que «abriría al Banco Central Europeo la posibilidad de intervenir» comprando deuda pública en el mercado secundario.

Mientras, y con la prima de riesgo al alza (el diferencial de precios entre el bono español a 10 años y el alemán subió ayer a 446 puntos), el Tesoro español logró colocar ayer un total de 3.991 millones de euros en bonos a dos y tres años y obligaciones a cinco hasta el 26% más baratas que en pujas anteriores.