Ir a contenido

La banca española necesita 53.745 millones de euros

Santander, el BBVA, La Caixa, Sabadell, Kutxabank, Bankinter y Unicaja superan las pruebas de esfuerzo

Siete entidades, con Bankia a la cabeza, tendrán que buscar recursos para compensar las pérdidas del ladrillo

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS / PABLO ALLENDESALAZAR /Barcelona / Madrid

Las necesidades de capital de la banca española asciende a 59.300 millones de euros, según el test de estrés realizado por Oliver Wyaman sobre cada una de los bancos, en el que se consideran dos escenario: uno base y otro estresado. Esa cifra, que afecta básicamente a siete entidades, no tiene en cuenta los procesos de fusión en marcha ni los activos fiscales derivados de esos procesos. El volumen de capital desciende hasta los 53.745 millones de euros al tomar en consideración esos dos aspectos, según una comunicación del Banco de España y el Ministerio de Economía hehca pública esta tarde.

Según este análisis, siete grupos bancarios españoles --el Santander, el BBVA, La Caixa, Sabadell, Kutxabank, Bankinter y Unicaja CEISS-- han aprobado con nota el test de estrés realizado por Oliver Wyman para determinar las necesidades de capital de la banca.

Las necesidades de capital descienden a 25.898 millones de euros en el escenario base. Bankia es la entidad con mayores necesidades de capital: 24.743 millones en el escenario adverso. Le sigue CatalunyaCaixa, con necesidades de captial de 10.825 millones; Nova Caixa Galicia, con 7.176 millones y Banco de Valencia, con 3.462 millones. Se trata de las cuatro entidades nacionalizadas y controladas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). En conjunto representa más del 60% de las necesidades de capital del sector.

Del resto de entidades, destacan las necesidades de capital del Banco Popular: 3.223 millones; las de Banco Mare Nostrum, 2.208 millones y las del grupo Ibercaja-Caja3-Liberbank, que ascienden a 2.108 millones. Las otras siete entidades analizadas no tienen necesidades de capital derivada de las pérdidas generadas por su exposición al crédito inmobiliario en ninguno de los dos escenarios.

Las entidades que necesiten apoyo público tendrán que presentar una petición formal con compromisos de recapitalización y estrategias futuras para su saneamiento.

El resultado dado a conocer este viernes servirá de base para que el Gobierno español concrete a la UE qué recursos necesita del apoyo financiero acordado por importe máximo de 100.000 millones de euros.

Anteriores estudios

La primera prueba de esfuerzo de Oliver Wyman cifró las necesidades de capital del conjunto de la banca española entre 51.000 y 62.000 millones, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya adelantó que el Ejecutivo solicitará un máximo de 60.000 millones. El FMI hizo una prueba similar y consideró que eran necesarios unos 37.000 millones de euros.

El segundo test de estrés de Oliver Wyman, apoyado en las auditorías de KPMG, Deloitte, PwC y Ernst & Young, evalúa el deterioro que sufriría el balance de cada entidad en un escenario muy adverso, el mismo esbozado en la primera prueba de esfuerzo global, con la exigencia de mantener un core capital 'Tier 1' del 6% (el capital que respalda a los bancos para mantener su actividad en el mercado).

Según los cálculos de Bank of America Merrill Lynch (BofA), el informe de Oliver Wyman desvela necesidades de capital por importe global de 52.000 millones de euros en un conjunto de entidades financieras españolas. Para el banco de inversión norteamericano, los datos que revela el examen de Oliver Wyman más el apoyo del Banco Central Europeo (BCE) mediante la compra de bonos soberanos en el mercado secundario y la ejecución de las medidas encaminadas a la reducción del déficit contribuirán a facilitar la financiación para la banca española.