Geometría variable

Cuando España asusta a los mercados

Se lee en minutos

ElFinancial Times(FT)on linelleva tres días abriendo con España (manisde Madrid, bono a 10 años otra vez por encima del 6%, consulta legal o ilegal en Catalunya). YThe Wall Street Journal, con la gráfica de la caída de las bolsas, titulaba que España asusta a los mercados europeos. Ayer bajó algo la tensión pero la expectación mundial ante la rueda de prensa de los Presupuestos era extraordinaria. Basta decir que el FT (on line) abría con opiniones al minuto de sus analistas en Madrid, Londres y Bruselas.

¿Se habrán serenado los mercados? No lo creo. Lo mejor es que en la letra los Presupuestos cumplen lo pactado con Bruselas. Ineludible porque el coste de los intereses de la deuda salta de 28.000 a 38.000 millones en un gasto total del Estado de 175.000. Es forzoso bajar el déficit porque la montaña de deuda nos sepulta (Guindos dijo que el 2013 superaría el 80% del PIB, pero el BBVA la sitúa en el 90%). Aunque reducir el déficit no sana, solo permite respirar (mal) porque castiga el crecimiento, que no es seguro que se recupere con las 43 leyes reformistas (¡chúpate esa!) que anunció la vicepresidenta.

Pero, ¿se reducirá el déficit del 6,3% del PIB al 4,5% el 2013? Difícil. En los ocho primeros meses supera ya en un 25% el del 2011 (cuando cerramos en el 9%), aunque es cierto que el paquete de julio (IVA y otros) subirá los ingresos.Montorolo prometió y por el bien de todos deseo que acierte. Pero además todo el cálculo se basa en una «ligera» caída del PIB del 0,5% en el 2013 cuando el nada catastrofista BBVA predice un descenso del 1,4%. Y entonces todo salta por los aires. Por eso un agudo periodista inquirió por la duración del Presupuesto porque el del 2012 (presentado en marzo) se corrigió en abril (recortes extras de 10.000 millones) y fue sacudido en julio (IVA).

Además, los mercados están pendientes de si España pide el rescate para financiarse mejor y el Gobierno no dice ni sí ni no. Lo estudia. Desde el 6 de septiembre y cuando llevaba meses implorando la ventanilla del BCE. ¿Por las elecciones gallegas? ¿Confía en la providencia divina? ¿Espera a Italia? ¿Por quéMerkeles reticente a pedir dinero para España a su Parlamento? Resultado: incertidumbre.

Te puede interesar

Y no ayudan las tensiones sociales (Cospedalcomparó lasmanisde Madrid con el 23-F) que nos asocian con Grecia. Ni el enconamiento con Catalunya. Un Estado en fuerte crisis constitucional no inspira confianza.RajoyyMaspredican que hay que recortar. Cierto, pero el mejor recorte es no elevar los intereses de la deuda. Y el choque de trenes lo hace. Máxime cuando Catalunya ha pedido el rescate a España, el único banco que le queda (Mas-Colelldixit), y España ya ha pedido uno a Europa (bancario) y va camino del segundo.

Un analista europeo dice que la rueda de prensa fue un «récord de comunicación miserable» (Montoro no supo o no quiso decir el coste del subsidio del paro). Y me temo que será así hasta que en vez de una vicepresidenta (política) y dos ministros aparezca solo un vicepresidente económico poco inmerso en intereses partidarios. ¿No disponeRajoyde nadie similar a lo queFelipe Gonzáleztuvo conMiguel Boyer: un problema con el partido pero una garantía de solvencia?