NUEVO REAL DECRETO DE REFORMA FINANCIERA

El Gobierno cambiará la ley para intervenir y liquidar bancos

Las preferentes actuales se canjearán a precio de mercado, por lo que los inversores deberán asumir pérdidas cercanas a su cotización

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Barcelona

El Gobierno prepara un cambio de la ley paraintervenir y liquidar bancosde forma urgente, en la que será latercera reforma financiera. El Ministerio de Economía ha redactado un real decreto que otorga al Banco de España más mecanismos de actuación “temprana” y acelera la destitución de los gestores de las entidades, según informan hoy los diarios 'El País' y 'Expansión'. La normativa concede un poder casi abosluto al Gobierno sobre el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), en el que ya no estarán representados los banqueros.

Según el borrador del real decreto, que puede modificarse antes de que sea aprobado por elConsejo de Ministrosmañana o el próximo viernes, el Ejecutivo podrá intervenir de urgencia en entidades que, aunque cumplan los requisitos de solvencia o liquidez, presente “elementos objetivos” que haga pensar que no podrán seguir cumpliéndolos.

Noticias relacionadas

El real decreto también regulará lasparticipaciones preferentes, el polémico producto que ha atrapado a centenares de miles de pequeños ahorradores. En ese sentido, el diario 'Expansión¿ informa de que las actuales preferentes se canjearán en función del “precio del mercado”, lo que significa que tendrán que asumir las pérdidas cercanas a su cotización. “Los acreedores subordinados de las entidades soportarán, en su caso, pérdidas derivadas de la reestructuración o resolución” de entidades.

El FROB respetará el orden de prelación antes de imponer pérdidas a los inversores, que es el siguiente: cuentas y depósitos, cédulas, pagarés, deuda senior, deuda subordinada, preferentes, cuotas participativas y acciones (es decir, antes de imponer pérdidas a un titular de deuda subordinada, se hará con los clientes de preferentes). En cualquier caso, los inversores no podrán reclamar compensaciones económicas ni al FROB ni a la entidad.