CUMBRE EUROPEA CLAVE EN BRUSELAS

La UE pacta recapitalizar directamente los bancos a partir del 2013

Francia, Italia y España logran que Alemania, Holanda y Finlandia suavicen sus posturas

La eurozona renuncia a ser acreedor preferente para facilitar la financiación española en los mercados

Rajoy comparece ante la prensa tras la reunión en Bruselas.

Rajoy comparece ante la prensa tras la reunión en Bruselas. / LAURENT DUBRULE (REUTERS)

4
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Bruselas

Los líderes de laeurozonahan acordado esta madrugada que el fondo de rescate pueda recapitalizar directamente los bancos en crisis a partir del 2013 y que pueda intervenir en los mercados en apoyo de la deuda pública de los países que cumplan con sus compromisos de déficit público y de reformas, según ha anunciado el presidente de la Unión Europea (UE), Herman Van Rompuy. Larecapitalización bancaria directa por parte del fondo de rescate requerirá un acuerdo unánime de los miembros de la eurozona, según precisa el texto del acuerdo de la cumbre. El uso del fondo de rescate para la compra de deuda también necesitará unrespaldo unánime de todos los países del euro. Los líderes han pactado además acelerar el proceso de integración de la zona euro con la creación escalonada de una unión bancaria y una unión fiscal, con un primer plan detallado y un calendario preciso para octubre.

Después de maratonianas negociaciones y de unaamenaza de bloqueo por parte de Italia y España, la cancillera alemana, Angela Merkel, y los demás países rigoristas han aceptado flexibilizar con condiciones el uso del fondo de rescate. La primera jornada del Consejo Europeo ha concluido a las 4.16 de la madrugada.

La eurozona también renuncia a seracreedor preferentepara facilitar la financiación de España en los mercados, que habían recibido negativamente el plan inicial del rescate bancario, según el cual el Estado debía atender el pago de ese préstamo antes que el resto de la deuda pública que coloca.

Victoria política

El compromiso representa unasustancial victoria política del presidente francés, FrançoisHollande, del primer ministro italiano, MarioMonti, y del presidente del Gobierno español, MarianoRajoy. Pero para ello fue necesario que Monti, secundado por Rajoy, amenazara con no aprobar formalmente el pacto de crecimiento europeo ante la inflexibilidad inicial de Alemania, Holanda, Finlandia y Austria. "La negociación ha sido dura, pero ha merecido la pena", ha señalado Monti al abandonar la sede del Consejo Europeo. "La eurozona ha salido reforzada", ha añadido Monti.

España ha logrado que a medio plazo el rescate de la banca pueda ir directamente a las entidades financieras y que el fondo de rescate pueda intervenir en apoyo a la deuda sin tener que suscribir un programa especial de ajustes y reformas. Monti llevaba defendiendo esta última cuestión con vehemencia desde hace semanas.

Salvaguardas de Merkel

No obstante, Merkel y sus aliados, Holanda, Finlandia y Austria, han introducido en la declaración de la cumbre suficientes salvaguardas para conservar su poder de vetar en cada caso las intervenciones y para mantener un estricto control sobre los países beneficiarios de un rescate bancario o de una eventual intervención en apoyo de su deuda pública.

La recapitalización directa de los bancos de la eurozona por el fondo de rescate europeo sólo se podrá efectuar cuando esté establecido un mecanismo europeo centralizado de supervisión bancaria, que involucre al Banco Central Europeo (BCE), precisa el texto del compromiso de la cumbre.

Supervisión de la banca por el BCE

La Comisión Europea, ha explicado su presidente José Manuel Durao Barroso, presentará de forma urgente una propuesta para ampliar los poderes y competencias del BCE para encomendarle la supervisión centralizada de todos los bancos de la eurozona.

El Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE debe tramitar esa reforma por procedimiento urgente para que esté aprobada hacía finales del 2012, ha señalado Van Rompuy. Esto significaría que una vez aprobada la nueva legislación y que el nuevo sistema de supervisión esté en funcionamiento, el rescate a la banca española podrá transferirse al nuevo mecanismo, descargando la presión sobre la deuda pública española, ha precisado el presidente del grupo de trabajo del Eurogrupo, Thomas Weiser. Esto podría producirse a lo largo del 2013, lo que supondría que el impacto sobre la deuda fuera sólo temporal.

En cualquier caso, la ayuda estará sometida a un estricto memorándum que deberá suscribir el país beneficiario, que incluirá condiciones específicas para las entidades beneficiarias, para el sector financiero en general y para la economía nacional en su conjunto, detalla el texto del acuerdo.

Presión a España

Noticias relacionadas

Los líderes de la eurozona urgieron al Gobierno español a concluir con rapidez el memorando vinculado al rescate de la banca para despejar las incertidumbres que pesan sobre el sector financiero.

El uso del fondo de rescate para apoyar la deuda de países acosados injustamente por los mercados será más flexible, aunque los países beneficiarios de esa intervención deberán respetar escrupulosamente sus compromisos de reducción del déficit, las recomendaciones económicas de la UE y las exigencias de reformas para corregir sus desequilibrios macroeconómicos, según el texto del compromiso. No será necesario un programa de rescate como los de Grecia, Irlanda o Portugal, pero el país beneficiario deberá firmar un memorándum que refleje las obligaciones citadas anteriormente con un calendario detallado de cumplimiento de las mismas, ha señalado Van Rompuy.