REDADA EN MATARÓ

La Policía pone en el punto de mira el fraude de falsos parados

Se lee en minutos
ANTONIO BAQUERO
BARCELONA

El Cuerpo Nacional de Policía y la Seguridad Social han colocado en su punto de mira a las tramas de estafadores dedicadas generar falsos beneficiarios del subsidio de desempleo. El primer golpe contra esa actividad delictiva, cuyo combate se ha convertido en una prioridad para el Ministerio de Trabajo, se ha dado en Catalunya, contra una organización de marroquís que, mediante la creación de empresas fantasma, habían llegado a generar subsidios de desempleo para 685 falsos trabajadores que cobraron fraudulentamente 800.000 euros.

Noticias relacionadas

En total, han sido detenidas 30 personas que operaba desde Mataró (Maresme) y que integraban una banda cuya principal actividad consistía en crear empresas fantasma poniéndolas a nombre de personas insolventes a las que, a cambio de que les cedieran su documentación para montar la sociedad, prometían el pago de entre 2.000 y 3.000 euros. Una vez creada la empresa, la banda daba de alta en la seguridad social a infinidad de trabajadores, simulando que les había contratado.

EMPRESAS FICTICIAS / La organización creó seis empresas, ninguna de las cuales tenía actividad real, e iba rotando a los trabajadores entre unas y otras. El objetivo era que esas personas fueran acumulando tiempo dados de alta en la Seguridad Social hasta tener derecho a cobrar el subsidio de desempleo. La banda no abonaba las cuotas de esos trabajadores a la seguridad. Se aprovechaba de que aunque esos pagos no se satisfagan, la deuda es de la empresa y no del trabajador que sí acumula el derecho a cobrar el paro. Una vez que esos falsos trabajadores comenzaban a cobrar el paro, la banda les exigía la mitad del subsidio que recibían.