REPERCUSIONES DE LA NACIONALIZACIÓN DE LA PETROLERA

Brufau acusa a Argentina de impulsar una campaña de hostigamiento para expropiar YPF "a precio de saldo"

El presidente de Repsol califica de "ilegítima" la decisión y reclama a Kirchner una compensación de 10.500 millones de dólares

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, en la rueda de prensa hoy, en Madrid.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, en la rueda de prensa hoy, en Madrid. / Chema Moya (EFE)

3
Se lee en minutos

El presidente deRepsol,Antoni Brufau, ha acusado este martes al Gobierno de Argentina de haber llevado a cabo una campaña de "hostigamiento, coacciones y filtraciones interesadas y planificadas" para provocar el derrumbe del precio de lasacciones de YPF y facilitar así suexpropiación "a precio de saldo".

En una rueda de prensa que ha despertado gran expectación, Brufau ha calificado la decisión del Gobierno argentino de acto "absolutamente ilegítimo e injustificable desde el punto de vista jurídico" y ha advertido aCristina Fernández de Kircher de que sus actos "no quedarán impunes". Así, ha anunciado querecurrirá al arbitraje internacional para exigir compensaciones y que tomará todo tipo de acciones legales, incluidas "medidas individuales o de clase, demandas civiles, mercantiles y constitucionales".

En este sentido, Repsol reclama a Argentina una "pronta compensación" por la expropiación. Una compensación que Brufau ha cifrado en al menos10.500 millones de dólares(8.000 euros) que es lo que valen, ha dicho, las acciones que la petrolera española tiene en YPF, filial que a su vez vale 18.300 millones de dólares (14.000 millones de euros). "Todos los estados tiene derecho a expropiar, pero a pagar también elprecio justo", ha reclamado el directivo. Así, ha reclamado a Kircher que formula unaoferta pública de adquisición de acciones a la que le "obliga la ley y los estatutos de YPF", ha añadido.

Brufau ha denunciado el"trato discriminatorio" a la petrolera española, ya que la expropiación solo afecta a YPF y no a ninguna otra compañía de hidrocarburos y, dentro deYPF, solo a Repsol y no al resto de los accionistas. Asimismo ha cuestionado el argumento dado por Kirchner de que la expropiación responde a criterios de utilidad pública.

Intereses del Gobierno de Kirchner

Para el presidente de Repsol, el descubrimiento delyacimiento de Vaca Muerta, uno de los más importantes de los últimos años, está en el centro del interés del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner por controlar YPF. Aunque, en su opinión, también es "una forma de tapar la crisis social y económica que afronta Argentina".

Brufau ha expresado su "máxima consideración" hacia el pueblo argentino antes de afirmar que "Argentina no se merece esto". Asimismo, ha lamentado la imagen de ver cómo funcionarios del Gobierno argentinotomaban la sede de YPF con su directivos dentro amparándose, ha recordado, en una ley de la época del exdictador Jorge Videla. "Lamentamos que al amparo de unaley del dictador Videla se tomara el control de YPF antes incluso de que Kirchner acabara de anunciar la expropiación", ha subrayado el máximo directivo de la petrolera española.

"Repercusión cero" en los precios en España

Preguntado sobre si la expropiación afectará al suministro y a losprecios del carburante en España, Brufau ha asegurado que esto no afectará a Espáña de "ninguna manera. Ha explicado que la producción de YPF, que supone alrededor de la mitad del total de Repsol, nunca ha tenido como destino a España. "Larepercusión será cero en compras, precios y aprovisionamientos", ha insistido.

Se mantiene la estrategia de dividendos

Noticias relacionadas

La petrolera española ha asegurado que la expropiación de YPF no afectará a sus planes de desarrollo ni a su estrategia en materia de dividendos, debido a la "solidez" de su posición financiera, según un comunicado remitido a laComisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado febrero la compañía anunció que el consejo de administración propondrá a la próxima junta general de accionistas un nuevo sistema de retribución (scrip dividend), que ofrecerá a los accionistas la posibilidad de recibir su retribución en efectivo o en nuevas acciones liberadas de la sociedad. Repsol prevé que la retribución por acción correspondiente al ejercicio 2011 será un 10% superior a la percibida con cargo a los resultados del 2010.