REPERCUSIONES DE LA NACIONALIZACIÓN DE YPF

El Ibex rebota un 2,28% y se anota la tercera mayor subida anual, pese al desplome del 6% en Repsol

Santander, BBVA, Iberdrola y Telefónica registran ganancias pese a tener intereses en Argentina

Gráfico con la cotización del IBEX 35, hoy, en la Bolsa de Madrid.

Gráfico con la cotización del IBEX 35, hoy, en la Bolsa de Madrid. / JAVIER LIZÓN (EFE)

Se lee en minutos

El Ibex 35 ha rebotado este martes un 2,28% al cierre de mercado y se ha anotado la tercera mayor subida del año, con lo que ha avanzado hasta los 7.373,3 puntos, a pesar de que la nacionalización de YPF se ha traducido en un desplome del 6,06% en la cotización de Repsol, que lideró los recortes de la jornada.

Ahora bien, la gran banca, con Santander y BBVA repuntando un 3,75%, Iberdrola (+2,93%) y Telefónica (+2,85%) llevaron al selectivo a salir de mínimos, impulsado en la buena subasta del Tesoro Público, que colocó más de 3.000 millones de euros en letras.

Las previsiones del FMI y del Banco de España sobre el déficit público de España contuvieron la prima de riesgo en los 414 puntos básicos, y la rentabilidad del bono español a 10 años quedaba así por debajo de la barrera psicológica del 6%. Junto a Repsol se situó Sacyr, que cedió un 5,92%, en tanto que Acerinox (+6,82%), OHL (+6,20%) y ACS (+5,42%) se anotaron los mayores avances de la jornada.

Dos exámenes para la bolsa

El selectivo se enfrentaba este martes a dos exámentes de nivel: una subasta de letras y el impacto sobre Repsol de la nacionalización de YPF. Los expertos coinciden en que el impacto final en la acción de la petrolera dependerá de cuánto dinero pague Argentina a Repsol por su participación, aunque en las últimas semanas YPF ha perdido más de la mitad de su valor en Bolsa, tras el goteo en la retirada de licencias de explotación por parte de las provincias argentinas. CaixaBank que posee un 12% de la petrolera española se ha disparado sin embargo más de un 4%.

La otra prueba, la subasta de letras, era una emisión considerada como un importante examen para España ante la incertidumbre que despierta en los mercados. Al final, la nota ha sido de aprobado alto. Los costes a los que España se financia han seguido subiendo, pero se ha colocado más de lo esperado. Eso sí, a un interés más alto. Aunque la prima de riesgo y la rentabilidad de los bonos españoles han reaccionado positivamente, la situación general no ha cambiado. En dos días, España tendrá que colocar bonos a dos y 10 años.

Las acciones de Repsol

Las acciones de Repsol han terminado la sesión a 16,42 euros por título, después de que los inversores hubieran intercambiado más de 31,3 millones de acciones por 512 millones de euros. En lo que va de año, las acciones de Repsol pierden el 29,09%. Para los analistas del Banco Madrid, los títulos de la compañía seguirán penalizados como consecuencia de la "decepción que ha suscitado la medida adoptada por el Gobierno argentino y la incertidumbre que rodea a este proceso, ya que no se conocen con exactitud los términos en los que se realizará la expropiación". Además alertan de los posibles riesgos acerca de que se produzcan rebajas en la calificación crediticia del grupo. En concreto, la agencia de medición de riesgos Fitch ha situado la calificación de Repsol en revisión con "perspectiva negativa".

Noticias relacionadas

Repsol ha cifrado en 10.500 millones de dólares su participación del 57,4% en su filial argentina, a la que otorga un valor total de 18.300 millones de dólares.

Así, entiende que para llevar a cabo dicha expropiación, Argentina debería lanzar una oferta pública de adquisición.