Ir a contenido

Una firma estratégica para Argentina

YPF representa cerca de la mitad de la producción y de las reservas de Repsol

La compañía requerirá 25.000 millones de dólares anuales en inversiones durante una década

El negocio de YPF, que el Gobierno Argentino ha declarado de utilidad publica y sujeto a expropiación, representa algo más del 50% de la producción total de hidrocarburos de Repsol y alrededor del 40% de sus reservas. Las cifras de la petrolera señalan que la filial argentina, de la que Repsol tiene el 57,4%, cerró el pasado año con un beneficio de explotación de 1.231 millones de euros, lo que supone el 25% del total de la multinacional.

En cuanto a la producción de YPF, en el 2011 alcanzó un total de 495.000 bep/día, lo que representa un peso en el global de Repsol superior al 50%. Al cierre del año pasado, las reservas probadas de YPF ascendían a 1.013 millones de barriles equivalentes de petróleo (Mbep) --aproximadamente el 40% del total de la petrolera-- de los cuales 585 Mbep (58%) correspondían a crudo, condensado y gases licuados, y el resto, 427 Mbep (42%), a gas natural.

En el 2011, YPF invirtió 13.300 millones de pesos (unos 3.030 millones de dólares al cambio actual), de los que 8.900 millones se destinaron a la actividad de exploración y producción y 4.200 millones al área de refino.

Entrada en el capital

Repsol entró en YPF en enero de 1999 cuando compró al Estado argentino el 14,9% de la petrolera por 2.000 millones de dólares. En abril de ese mismo año, la petrolera española lanzó una oferta pública de adquisición (OPA) por el resto del capital de YPF, que culminó el 23 de junio tras la compra del 83,24% de la argentina y su toma de control. La OPA supuso valorar la compañía en 2,11 billones de pesetas de las antiguas pesetas (13.438 millones de dólares). En el 2006, Repsol anunció su intención de ofertar entre un 20% y un 25% de YPF en el mercado bursátil pero en mayo del 2007 el grupo reveló que procuraba "la entrada de un accionista local".

Un año después, la empresa firmó un acuerdo con el argentino grupo Petersen, perteneciente a la familia Eskenazi, para venderle hasta un 25% de acciones, porcentaje que actualmente controlan. Posteriormente, Repsol ha ido reduciendo su participación en la filial argentina con diferentes operaciones hasta quedarse actualmente con el 57,43% de las acciones. La presidenta argentina, Cristina Fernández, ha declarado de utilidad pública y sujeto a expropiación el 51% del patrimonio de la petrolera YPF. De las acciones expropiadas, el 51% pasarán a estar bajo control del Estado y el 49% restante se distribuirán entre las provincias, de acuerdo con el proyecto de ley, de 19 artículos.

Caída de la producción

En el 2011, YPF produjo 100 millones de barriles de petróleo, un 6,5% menos que en el 2010, y 441.000 millones de pies cúbicos de gas natural, con una caída interanual del 10,1%. El pasado año, la empresa anunció el descubrimiento de hidrocarburos no convencionales en el yacimiento de Vaca Muerta (oeste), donde ya ha producido más de 700.000 barriles equivalentes de petróleo no convencional. Pero es una apuesta a futuro que requerirá de un inversión mínima de unos 25.000 millones de dólares anuales durante una década, dinero y tiempo que una Argentina con serios problemas de abastecimiento energético no tiene ahora.

Importaciones

De hecho, el año pasado Argentina importó combustibles por unos 10.000 millones de dólares, lo que sacudió su balanza comercial. YPF posee el 52% de la capacidad de refino en Argentina, aportada por tres refinerías y tiene una participación del 50% en Refinerías del Norte (Refinor). Tiene, además, activos en los sectores de transporte de crudo, industria química y forma parte de un consorcio que opera el bloque Georgetown, en Guyana.

Siempre con ganancias

En el área de comercialización, posee el 54% del mercado de naftas y el 59 % en gasóleo, con 1.618 gasolineras. Desde que Repsol se hizo con el control de YPF en 1999, la filial argentina ha cerrado sus balances en positivo, con ganancias que en algunos ejercicios equivalieron a casi la mitad de los beneficios mundiales del grupo español. YPF registró en el 2011 una ganancia neta 1.204 millones de dólares, un 8,5% menos que en el 2010. Tiene activos por unos 12.591 millones de dólares y un patrimonio neto que al 31 de diciembre último ascendía a 4.258 millones de dólares, mientras que sus pasivos corrientes (deudas de corto plazo) se situaban a fines del 2011 a unos 4.956 millones de dólares y los no corrientes en 3.377 millones de dólares. El Estado argentino era hasta ahora titular del 0,02% de las acciones de YPF, con derecho a ocupar una silla en el directorio y poder de veto desde la privatización de la compañía, en 1999. El restante 17,09% de las acciones se cotiza en las bolsas de Buenos Aires y Nueva York. Desde enero, cuando comenzó el conflicto con el Gobierno argentino, los títulos de YPF han acumulado una caída del 26,58% y su capitalización bursátil es de unos 11.000 millones de dólares.

0 Comentarios
cargando