25 oct 2020

Ir a contenido

Balance de una multinacional española

Inditex se convierte en líder absoluto de la moda

El grupo de Amancio Ortega abrió 483 tiendas en el 2011 y prevé otras 500 este año

El gigante gallego desbancó a su rival sueco H&M gracias a un 12% más de beneficio

ANTONI FUENTES
MADRID

El emporio de Amancio Ortega no conoce límites incluso en plena crisis. En el 2011, un año en el que miles de empresas españolas se vieron obligadas a bajar la persiana, el grupo Inditex consiguió un beneficio neto de 1.932 millones, lo que supone una mejora del 12% respecto al ejercicio anterior. Gracias a ella, el creador de la marca Zara se ha situado por primera vez como el líder absoluto de la industria de la moda internacional al superar a su rival sueco H&M en facturación y, desde el 2011, también en ganancias.

Inditex mejoró sus ingresos incluso en España, con un incremento simbólico del 1% que desafió la profunda caída general del consumo. Sin embargo, el liderazgo mundial del grupo gallego se ha gestado en sus mercados exteriores, que ya representan el 75% de sus ingresos gracias a un aumento de las ventas cercano al 30%. «España se ha convertido en un mercado de estabilidad para Inditex», aseguró ayer el presidente y consejero delegado de la multinacional, Pablo Isla, en la presentación de los resultados del 2011 ante la prensa internacional.

El fulgurante crecimiento de Inditex ha permitido a la compañía española desbancar a H&M a pesar de tener una historia más corta. Amancio Ortega empezó a confeccionar ropa en 1963, 26 años después de que Erling Persson abriera la primera tienda de Hennes en Suecia, luego convertida en Hennes and Mauritz. La trayectoria ha sido paralela aunque el grupo gallego ha optado por un modelo más capilar con más tiendas y marcas gestionadas desde Arteixo: 5.527 tiendas de Inditex frente a 2.472 de su rival.

LA EXPANSIÓN SIGUE /Alrededor de un año después de que Ortega superara a Persson en facturación, Inditex también ha ganado a H&M en beneficio neto: 1.932 millones frente a 1.776. Además del crecimiento de Inditex, también ha influido el descenso sufrido por la multinacional sueca en el ejercicio fiscal del 2011, finalizado en noviembre pasado.

En ambos grupos, los presidentes son la segunda generación. En H&M, Stefan Persson, hijo de Erling Persson, mientras que en Inditex es Pablo Isla, un directivo sin relación familiar con Amancio Ortega pero en el que éste ha confiado mientras su hija sigue formándose. Isla mantiene un ambicioso plan de expansión puesto en marcha en los últimos años centrado en los mercados emergentes como China. Sin tener en cuenta las ventas de las 483 tiendas nuevas del 2011, los ingresos de Inditex crecieron el 4%. Y para el 2012, Inditex prevé abrir entre 480 y 520 tiendas.