efectos del cambio legal

El Gobierno reconoce que con el nuevo despido objetivo será más fácil pagar 20 días

Las empresas tendrán nuevas vías para recortar el coste de los ajustes de plantilla

3
Se lee en minutos

El Gobierno admite que con lareforma laboral será más fácil despedir con 20 días de indemnización y ya no se recurrirá al despido exprés, por el que el empresario abonaba 45 días por una extinción laboral improcedente a cambio de evitar un proceso judicial. Según han dicho fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, al aclararse las causas que permiten despedir con 20 días de indemnización, será más fácil utilizar el despido objetivo que se justifica en razones económicas, técnicas, organizativas y de producción.

La intención de Empleo es que se tienda a que eldespido justificado cueste 20 días (con un tope de una anualidad de salario) y no a que el empresario siga utilizando el exprés (45 días de indemnización por un tope de 42 mensualidades). En el caso de que el empresario opte por la indemnización desaparecen los salarios de tramitación (el que deja de percibir el trabajador desde la fecha del despido hasta la notificación de la sentencia), pero si se decanta por la readmisión deberá pagarlos.

Sin autorización administrativa

La eliminación de la autorización administrativa en los expedientes de regulación de empleo (ERE) también conllevará un despido más barato, al evitarse la negociación con los sindicatos en la que se podía llegar a obtener indemnizaciones de hasta 90 días, según Empleo. La autorización administrativa se suspende en los ERE extintivos (se acaba la relación laboral) y lo que se establece ahora es la obligatoriedad por parte del empresario de comunicárselo a la autoridad laboral, al tiempo que abre un periodo de consultas con los representantes de los trabajadores.

En manos del empresario y los jueces

Si no hay acuerdo la decisión la tomará el empresario y a los afectados la vía que les quedará será la judicial. Empleo no cree que se vaya a aumentar con este cambio el recurso a los tribunales y se vayan a congestionar. Para las grandes empresas que presenten ERE para 100 personas o más deberán contratar con una empresas externa un plan de recolocación cuya vigencia no sea inferior a 6 meses. Hasta ahora ese tipo de cláusulas no se han llevado a cabo en la práctica.

Noticias relacionadas

En cuanto a la contratación se mantienen los vigentes (dos indefinidos, tres temporales y dos vinculados a la jubilación) y como novedad habrá una simplificación de las bonificaciones asociadas a ellos y que llevan a error, porque los empresarios creen que en España hay más de 50 modalidades. Para ello, Empleo hará una norma que vincule las bonificaciones a colectivos concretos como pymes, exclusión social, discapacidad o violencia de genero. Respecto de las partidas para formación profesional, que ahora se reparten empresarios y sindicatos, Empleo permite en su reforma que otras empresas la impartan según criterios de transparencia y competencia. Esto supondrá que los sindicatos y los empresarios se "tendrán que poner las pilas" porque la partida será la que fijen los presupuestos y que ahora es de 7.800 millones.

Transición

Empleo no renuncia a implantar el fondo de capitalización por despido, pero lo deja para el primer semestre del 2013 porque será a final de este año cuando empiece a recuperarse la situación económica. De las jubilaciones anticipadas mantiene la norma de que las empresas con beneficios deberán soportar parte del coste. También se mantiene que durante este año puedan seguir encadenando contratos temporales por un espacio superior a 24 meses y sin obtener la fijeza por las circunstancias actuales. De los despidos del personal laboral en el sector público, lo que cambia es que se definen las causas económicas y organizativas del despido porque ahora algunos jueces interpretaban que un ayuntamiento no podía tener pérdidas como una empresa.