07 ago 2020

Ir a contenido

NECESIDAD DE PERSONAL EN NORTEAMÉRICA

Quebec busca ingenieros

La región firma un acuerdo con la Generalitat para facilitar que trabajadores cualificados se trasladen a empresas quebequesas

Necesita cubrir 730.000 empleos hasta el 2015

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

Si el año pasado la cancillera alemana, Angela Merkel, anunciaba que su país necesitaba decenas de miles de ingenieros y médicos y que acudiría a los países del sur de Europa para cubrirlos, lo mismo pasa con otras regiones del mundo. Es el caso de Quebec, que acaba de firmar un acuerdo colaboración con la Generalitat para facilitar que los profesionales catalanes que lo deseen puedan ir a trabajar a la región. Y es que, según asegura la ministra de Inmigración y Comunidades Culturales del territorio, Kathleen Weil, «hasta el 2015, Quebec necesitará cubrir 730.000 puestos de trabajo».

El paro en la región es del 7,8% (dato del 2011), y buena parte de su masa laboral procede del exterior, pues en la actualidad Quebec acoge hasta 25.000 trabajadores temporales de otros países todos los años. Si a esto se le suman las jubilaciones que se van produciendo, el resultado es que las compañías del Quebec están en busca de empleados por todo el mundo.

«Nuestras empresas tienen demandas específicas de trabajadores y los empleados catalanes pueden responder a nuestras necesidades y, al mismo tiempo, adquirir una experiencia de trabajo en el exterior», asegura. La ministra evita concretar cuántos trabajadores espera captar, pero sí tiene claro los sectores: química y bioquímica; ingeniería espacial aeronáutica y astronáutica; probabilidad y estadísticas; enfermería; seguros y consejos financieros; gestión de comercio; técnicos de laboratorio...

La declaración firmada establece que ambos gobiernos crearán un grupo de trabajo para desarrollar conjuntamente sobre el terreno estos proyectos de movilidad. El Gobierno quebequés prevé facilitar la expedición de estos visados temporales de trabajo, que tienen una duración de cuatro años. Weil asegura que se trata de un plan para ir a trabajar temporalmente a la región, pero que el país ofrece un «programa de experiencia quebequesa» que facilita los trámites a los que quieran establecerse definitivamente.

Este programa también tiene la otra vertiente: atraer a empresas catalanas a la zona. «Quebec es una excelente puerta de entrada a América, pues ofrece buenas condiciones fiscales a las empresas», afirma. De hecho, el Plan Norte prevé una inversión de 56.000 millones de euros en la parte norte del país, donde empresas catalanas tienen la opción de optar a numerosas concesiones. «Quebec y Catalunya tienen una excelente amistad desde hace más de 30 años. Ahora queremos profundizarla», concluye Weil.