29 oct 2020

Ir a contenido

nuevo predominio de las ventas

El Ibex pierde un 1,62% lastrado por la banca, pero se aferra a los 8.500 puntos

La publicación de resultados anuales marcará la marcha de la semana bursátil

El Ibex 35 perdió este lunes un 1,62% lastrado por los retrocesos de grandes valores como Santander (-2,7%), BBVA (-2,36%) y Endesa (-3,71%), pero ha logrado aferrarse a la cota psicológica de los 8.500 puntos, en una semana que se presenta clave para el sector financiero por la lluvia de resultados anuales y la reforma que anunciará este viernes el Gobierno.

La incertidumbre sobre la resolución de la crisis de deuda griega en el arranque de la cumbre europea y el mal dato del crecimiento de la economía española en el tercer trimestre, que apunta a que España se asoma a la recesión, han pesado sobre el selectivo, que ha saldado la jornada en 8.517 enteros. El Ibex ha encabezado los retrocesos de todos los parquets del Viejo Continente, ya que los 'números rojos' de Madrid, pero sobre todo de Lisboa (-2,45%) han sido más intensos que los de Londres (-1,09%), París (-1,6%), Francfort (-1,04%) y Milán (-1,2%).

En el mercado de deuda soberana, la prima de riesgo de España se ha tensado ligeramente respecto de la del cierre del viernes y se ha establecido en 323 puntos básicos, con lo que el interés del bono español a diez años se ha colocado en el 5,027%. Más presión soportan respecto al bono alemán la prima de Italia, en 432 puntos, y la de Portugal, que se ha disparado hasta los 1.559 puntos, lo que arroja un tipo de interés del 17%.

Los que más pierden

El ranking de las pérdidas ha sido liderado por Gamesa (-4,57%) y Arcelormittal (-4,16%), mientras que las acciones de Santander han bajado el -2,7%. El BBVA también ha retrocedido más de dos puntos porcentuales (-2,36%), más que Bankia (-1,23%), que presentará sus cuentas anuales una vez se conozca la reforma financiera del Gobierno.

El selectivo madrileño solo ha terminado con un valor en verde, IAG (+0,66%), después de conocerse el pasado viernes que Spanair ha quebrado. La gran beneficiada por la desaparición de la aerolinea catalana ha sido Vueling, que ha saldado la sesión en el mercado contínuo con una jugosa ganancia del 25%, anticipo de que el mercado prevé que ocupe su espacio. En el mercado de divisas, el euro ha perdido terreno frente al dólar y ha establecido su cambio al cierre de la sesión a este lado del Atlántico en 1,3127 billetes verdes.