SECTOR FINANCIERO

Luzón deja el Santander con una pensión de 56 millones

1
Se lee en minutos
P. ALLENDESALAZAR
MADRID

Francisco Luzón, consejero y director general para Latinoamérica del Santander, dejará la entidad en breve. El ejecutivo, de 64 años, cuenta con un plan de pensiones dotado con 55,95 millones de euros, que cuando cumpla los 65 deberá decidir si cobra de una vez o percibe como un sueldo anual. También cuenta con seguros pagados por el banco por 9,9 millones y su sueldo del 2010 ascendió a 5,67 millones.

Según algunas fuentes, Luzón aspiraba a suceder a Alfredo Saénz, consejero delegado del grupo y hombre de máxima confianza del presidente, Emilio Botín. Se le abrió una puerta tras la sentencia de inhabilitación dictada contra el número dos del Santander, pero se le cerró de golpe tras el indulto del Gobierno, por lo que ha decidido abandonar la entidad, sostienen.

Noticias relacionadas

Otras fuentes destacan que Luzón lleva desde antes del verano dando pistas de sus planes («El viaje es la recompensa», dijo en un acto público en Albacete en junio) y apuntan que quiere dedicar más tiempo a su vida personal, ya que se casó hace apenas dos años. El Consejo de Ministros le dio la Medalla al Mérito en el Trabajo en noviembre, algo que no se concede a quién está en plena carrera laboral, argumentan.

A través de una nota, el Santander agradeció su labor a Luzón y destacó que, desde que asumió su dirección en 1999, el área latinoamericana ha incrementado su beneficio de 546 millones a 4.804 millones. El ejecutivo se incorporó al banco en 1997, después de haber ocupado la presidencia del banco público Argentaria con el Gobierno de Felipe González y haber pertenecido al consejo de administración del BBV. Le sustituirá su segundo, Jesús Zabalza, que llegó al banco proveniente de La Caixa.