ALIVIO FINANCIERO PARA LA GENERALITAT

Los empleados públicos cobrarán entre el jueves y el viernes el 20% pendiente de la extra

El Banc Sabadell da un crédito a la Generalitat a menos del 6% para que pague a los 230.000 trabajadores

Se lee en minutos

AGUSTÍ SALA / OLGA GRAU / Barcelona

ElBanc Sabadellha lanzado unbalón de oxígeno a la Generalitat para pagar el 20% de la paga extra de Navidad de los más de 230.000 empleados públicos --que asciende a unos 70 millones de euros--, según fuentes financieras. Elconsellerde Economia, Andreu Mas-Colell, y el portavoz del Govern, Francesc Homs, que no han querido facilitar la identidad del prestamista, han informado de que, gracias al crédito, la plantilla del sector público cobrará entre eljueves y el viernes la cantidad que les queda pendientetras percibir este miércoles el 80%, con una semana de retraso.

Tras intensas gestiones desde la Presidència de la Generalitat a lo largo de las últimas horas, se ha logrado el apoyo solo del Sabadell, según fuentes financieras y del Ejecutivo catalán. De todas formas el objetivo era una línea de financiación más amplia para otras necesidades como los pagos a proveedores y así tener un mayor desahogo financiero. El banco realiza el préstamo "a un interés que no llega al 6%", según ha precisadoMas-Colell.

El titular de Economia ha afirmado que el Govern “está negociando constantemente con todas las instancias” para superar el bache de tesorería. Por ahora, no se ha retrasado más el pago a proveedores, segúnMas-Colell y se mantiene la intención de retrasar hasta el 20 de enero el pago de las retenciones del IRPF de los empleados públicos. Elconsellerha dicho que se sigue negociando para fijar una fecha para pagar la Seguridad Social.

Te puede interesar

La celeridad de la Generalitat para zanjar el problema de las nómina responde a queexisten serias dudas sobre la legalidad de demorar más de un mes el pago de una suma sobre la que ya se ha practicadola retención del IRPF. Cuando el pasado día 21 los empleados públicos recibieron sus nóminas vieron con sorpresa que en el banco se les ingresaba mucho menos de lo previsto ya que se les retuvo el IRPF del salario y de la extra íntegra.

El revuelo fue de tal calibre que el propio president Artur Mas se vio obligado a pedir disculpas públicamente por el “error” cometido. Mas-Colell ha reiterado sus “excusas” y ha insistido en la necesidad de los hispabonos, es decir, que el Estado avale la deuda de las autonomías para que estas no tropiecen con tantas trabas en los mercados.