ANTE LA DENUNCIA DEL GOVERN

Salgado atribuye el impago a la Generalitat a "inversiones no justificadas"

La vicepresidenta del Gobierno recuerda que Fomento y Medio Ambiente han reducido la previsión de infraestructuras

2
Se lee en minutos

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Economía,Elena Salgado, ha atribuido el impago que reclama la Generalitat de 759 millones de euros a "inversiones que no han justificado" y ha asumido "la responsabilidad" de no ordenar latransferencia a Catalunya. 

Salgado ha explicado que el dinero que reclama el Govern es para "inversiones previstas en el Estatut" que corresponden a los ministerios deFomento y Medio Ambiente. "Estos ministerios han tenido que reducir las inversiones ante la falta de ingresos. Me gustaría que la Generalitat lo entendiera", ha afirmado en una entrevista en TVE antes del últimoConsejo de Ministros del gobierno socialista.

La ministra ha perfilado un panorama económico para el próximo trimestre deretraso de la creación de empleo y deaumento de la población activa. "Es un caso único en Europa, porque se siguen incorporando al mercado de trabajo mujeres y jóvenes". Este aumento de mano de obra retrasa la creación de empleo neto, ha explicado.

Para su Gobierno, señala, "el paro es la espina clavada". "Lamento más la crisis que la pérdida de las elecciones". añade. Y considera que un fallo del actual Ejecutivo ha sido no haber explicado que la crisis tendría efectos tan duraderos y no haber emprendido una transformación económica que tendría que haberse hecho antes.

Reforma del modelo "del ladrillo"

La situación europea de "desaceleración económica" afecta a España y modifica a la baja las previsiones, afirma. "Nadie pensaba que la crisis fuera tan larga", apunta. Y afirma que el Gobierno socialista ha emprendido una reforma del modelo productivo "del ladrillo" para hacerla'"más fuerte, más sostenible y más moderna".

Salgado afirmó de forma tajante que la Administración General del Estado cumplirá el objetivo de déficit para 2011 y aseguró que poner en cuestión las cifras oficiales es una "equivocación", no quiso dar ningún consejo al próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque sí aprovechó para hacerle una recomendación: que hable con los sindicatos y procure mantener la cohesión social.

Rajoy, próximo presidente

Así, la ministra se mostró convencida de que Rajoy no aceptará propuestas de la patronal como los 'mini-empleos' o el despido de funcionarios, pero sí insistió en la conveniencia de hablar con los sindicatos, tratar de alcanzar acuerdos y no romper la cohesión social de la que España, a pesar de la crisis, ha podido disfrutar.

Noticias relacionadas

Sobre el despido de funcionarios, Salgado dijo que es "muy importante" contar con una función pública estable, que lleva muchos años haciendo "bien" su trabajo, con uno y otro gobierno. "Así es que no hay ninguna ventaja en decir que los funcionarios puedan despedirse, no hay ninguna ventaja y todos son desventajas, así que espero que no lo haga", señaló.