18 sep 2020

Ir a contenido

DESDE LA MEDIANOCHE

Los barcos europeos ya no pueden faenar en aguas marroquís

Marruecos responde a la decisión del Parlamento Europeo de no prorrogar el acuerdo provisional de pesca

AGENCIAS / Bruselas / Rabat

El Gobierno español ha pedido a los pescadores españoles que faenan en aguas de Marruecos que las abandonen desde esta medianoche para evitar cualquier tipo de conflicto, tras la advertencia de Marruecos de que todos los barcos europeos que pescan en sus aguas deben retirarse de la zona en su primera respuesta a la decisión del Parlamento Europeo de no mantener la prórroga del acuerdo pesquero con el país norteafricano.

La comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, pedirá este jueves a los Veintisiete retirar a la flota comunitaria que faena en aguas gestionadas por Marruecos, en su mayoría barcos españoles, después de que este miércoles el pleno del Parlamento Europeo tumbara la prórroga que permitía provisionalmente seguir pescando en la zona a los europeos.

La opinión de la Eurocámara es de carácter vinculante, por lo que este voto supone que los barcos de la Unión Europea tendrán que cesar su actividad de forma inmediata en los caladeros afectados. Pero necesita ser trasladada a un texto legal, lo que deben hacer este jueves los ministros de Pesca de la UE, que se reúnen en Bruselas en su consejo mensual, han explicado fuentes comunitarias.

El acuerdo actual ofrece 36,1 millones de euros anuales a Marruecos a cambio de 119 licencias de pesca, cerca de un centenar de ellas para barcos españoles; andaluces y canarios en su mayoría.

Las dudas de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo respecto al respeto de los Derechos Humanos de la población del Sáhara Occidental y otras polémicas por el impacto medioambiental del acuerdo y por su poca rentabilidad económica para la UE habían retrasado hasta ahora la votación de la prórroga. Pese a todo, los buques europeos han seguido faenando en la región en virtud de un acuerdo provisional entre Bruselas y Rabat.

La respuesta de Marruecos

Marruecos ha advertido de que todos los barcos europeos que pescan en sus aguas deben retirarse de la zona. El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí ha reprochado la "lamentable" decisión adoptada por la Eurocámara y ha alertado de que tendrá "consecuencias serias" en la cooperación entre Marruecos y los Veintisiete.

Rabat también ha hecho hincapié en que desarrolla una "estrategia integrada, ambiciosa y global" que es respetuosa con los productos del mar y trabaja para lograr una pesca "competente".

Varapalo al Sáhara

El comunicado no valora los argumentos relativos a que el acuerdo supone explotar recursos de la población saharaui y se limita a mencionar de pasada la antigua colonia española para aplaudir que, junto al veto al acuerdo pesquero, este miércoles se han rechazado propuestas que cuestionaban la "integridad territorial" de Marruecos y su soberanía sobre el Sáhara Occidental.

La decisión de la Eurocámara también ha llevado al representante de la UE en Marruecos, Eneko Landaburu, a hacer público un comunicado en el que "lamenta" el fin del acuerdo y los posibles efectos que puede tener en las relaciones bilaterales. Landaburu ha asegurado que la posibilidad de firmar un nuevo pacto sigue, sin embargo, "totalmente abierta".