13 jul 2020

Ir a contenido

LAS FINANZAS DE LA GENERALITAT

El Govern plantea despedir interinos, congelar oposiciones y rebajar sueldos

Los representantes sindicales de los 230.000 empleados de la Generalitat consideran las propuestas "una declaración de guerra"

Los representantes sindicales de la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos ya saben un poco más de por dónde van a ir los recortes salariales que el president, Artur Mas, anunció la semana pasada para los funcionarios. La vicepresidenta, Joana Ortega, con quien se han reunido este miércoles en la sede de la Conselleria de Governació, les ha explicado que el Govern plantea 11 medidas estructurales y 8 temporales para reducir el salario de los 230.000 funcionarios, empleados públicos y contratados laborales que tiene actualmente la Administración catalana.

Según la propuesta presentada a los sindicatos, la Generalitat quiere suspender las oposiciones, reducir aún más las plantillas de interinos y eliminar de manera temporal la mayoría de complementos salariales que cobran los empleados de la Generalitat. Éstas son algunas de las 19 propuestas que Ortega ha entregado por escrito a los delegados sindicales en la primera reunión de la Mesa de Negociación en la que se debe negociar el nuevo ajuste planteado por el Govern de cara al 2012 para reducir el déficit de la Generalitat.

Las medidas se añaden a las ya aplicadas en el 2011 y supondrán que los empleados públicos de la Generalitat perderán alrededor de un 20% de su poder adquisitivo y a hasta un 50%, si se tiene en cuenta su salario del 2007, antes de estallar la crisis, según ha denunciado, tras la reunión, la secretaria general de CCOO de la Federación de Educación, Montse Ros.

"Con el ánimo destrozado"

Los tres sindicatos presentes en la Mesa, CCOO, UGT e IAC, han considerado las propuestas "una declaración de guerra" y han reprochado a la Generalitat que se haya presentado a la reunión con un listado de medidas sin cuantificar el número de personas que podrían resultar afectadas ni los recursos que plantea ahorrar.

El responsable de UGT Xavier Casas ha denunciado que "nunca antes se habían planteado recortes tan bestias y tan poco especificados", al tiempo que ha asegurado que algunas de estas medidas "enviarán al paro a centenares de personas", en referencia a los interinos. "Estamos cabreados y hartos de ser siempre los mismos los que paguemos la crisis", ha remachado.

Los sindicatos, que han salido de la reunión "con el ánimo destrozado e indignados", según Ros, tienen previsto mantener un encuentro esta tarde para analizar una estrategia unitaria ante este documento, que volverá a ser objeto de debate en la nueva convocatoria de la Mesa Negociadora que tendrá lugar mañana jueves. Durante la reunión, unos 300 delegados sindicales se han manifestado frente a la sede de la conselleria, en la Gran Via, y han cortado el tráfico en sentido ascedente.

Despidos sin especificar

Entre las medidas, destaca la revisión de las plantillas ocupadas por personal interino "en servicios no finalistas ni esenciales", lo que supondrá una reducción de interinos que no concreta, aunque el documento asegura que el objetivo es "mantener el máximo de puestos de trabajo posibles". La reducción de empleos que supondrá esta revisión más la congelación de oposiciones afectará "inevitablemente" la calidad de los servicios públicos, ha alertado Ros, que ha calificado las propuestas como "el peor ataque al sector público en democracia".

En el terreno salarial, la Generalitat plantea una reducción del importe del complemento específico o equivalente, uno de los que forma parte de la nómina de los empleados, que afectaría, de manera preferente, a las dos pagas extras de junio y diciembre del 2012, y tanto al personal funcionario como al laboral y al estatutario.

Además, se propone la suspensión del Fondo de Acción Social (ayudas de carácter social ya reducidas en el 2011), del abono del complemento de productividad y de la aportación al plan de pensiones, así como la reducción del 50% de los importes máximos a percibir en concepto de objetivos del personal estatutario del Institut Català de la Salut (ICS).

Oposiciones congeladas

Asimismo, el Govern quiere dejar congelar la convocatoria de nuevas ofertas de empleo público para el 2012 y suspender la ejecución de las ofertas públicas aprobadas y no convocadas. Los sindicatos han recordado que en el 2011 ya se recortaron oposiciones y solo se han realizado oposiciones de profesores de secundaria, de Mossos d'Esquadra y de auxiliares de administración y administrativos.

Entre las medidas estructurales que se plantean, destacan la revisión de las ayudas de comedor, la modificación de los complementos por estadios, niveles de carrera o tramos docentes, cambios en la retribución durante el primer año de reducción de jornada para cuidar a un menor, y la supresión de los días adicionales de vacaciones (una especie de premios de antigüedad).

La única de las medidas que los sindicatos han encontrado "no insultante", en palabras de Ros, es el establecimiento de una excedencia voluntaria con reserva de puesto de trabajo.