14 ago 2020

Ir a contenido

entrevista con el BOLSISTA

Josef Ajram: «Es cierto que la banca de inversión domina a los políticos»

JOSEP-MARIA URETA
BARCELONA

Alessio Rastani, un supuesto broker londinense que hizo declaraciones incendiarias en la BBC ocupó ayer a muchos medios de comunicación de todo el mundo. El  hecho de que explicara con toda naturalidad que su objetivo era solo ganar dinero y la recesión es ante todo un buen negocio, con independencia de sus consecuencias, sembraron la duda de si era un impostor o un bolsista en un arrebato de sinceridad. Ayuda a aclararlo alguien que, cuando se dio a conocer hace unos años, ya causó sorpresa por la singularidad de su manera de operar en el día a día de la bolsa y por sus aficiones deportivas.

-¿Rastani es un impostor?

-Ahora mismo ese no es el problema. Puede ser alguien que se les haya ido de las manos y ahora ponga freno diciendo que solo hace operaciones por afición, o quizá sea un actor. No es la cuestión de fondo.

-Pero hay que identificarlo.

-Es un trader, no un broker. Es alguien que opera en el día a día por su cuenta: lo único que sabe hacer es comprar barato y vender caro y viceversa.  No le preocupa ni la economía ni como está una empresa. Un broker  es una agencia que opera con capitales  de terceros.

-La confusión es importante.

-No sé quién tiene menos ética, si Rastani en algunas cosas de lo que dice o la BBC al elegirlo. Los medios han de reflexionar sobre  si hay que crear miedo constantemente.

-Discrepe de Rastani.

-Ha tenido sus cuatro minutos, pero tampoco se va a enriquecer. Se equivoca exagerando y asegurando que la gente va a perder sus ahorros.

-Coincida.

-Los bancos de inversión, como Goldman Sachs, gobiernan a los políticos. Eso es cierto. Y más desde que en 1992, uno de esos bancos, J.P. Morgan, creó los CDS, credit default swap, seguros de riesgo de impago.

-Explíquelo.

-El CDS es un indicador en el que se refleja el miedo que puede provocar un país o una empresa. Ahora se llama riesgo-país. Los CDS los creó una empresa privada, no los políticos, y mediante ellos se crea miedo para hacer reaccionar a los gobiernos.

-¿Y qué debería hacerse?

-Parecerá que tiro piedras sobre mi tejado, pero tengo mi ética. Hay que ir al virus: no se puede permitir que ahora mismo, entre cuatro compañías españolas, tengan 2.600 millones de acciones vendidas sin haberlas comprado. Prohibir posiciones bajistas no sirve de nada. Hay que obligarles a recomprar esas acciones hasta que se recupere el valor real de las empresas, que hoy no se ve reflejado en la bolsa. Hace falta un político valiente que diga que vender cosas que no se tienen carece de sentido.

- Aunque a usted le perjudique.

-Yo opero en el día a día, estoy entre los 12 más importantes de España. En la bolsa es impredecible qué va a pasar. Cada mañana empiezo con una estrategia nueva.

-Hoy [por ayer] no habrá tenido tiempo, con tanta entrevista.

-Sí, he dedicado el par de horas habitual. He operado con Metrovacesa, Quabit Inmobiliaria y Mediaset (Telecinco). He ganado un poco.

Temas Josef Ajram