EL DEBATE POLÍTICO en españa

Críticas a Obama por alertar del «problema» español

Salgado quita hierro al lance mientras la oposición y la patronal rechazan los consejos

Barack Obama, el lunes, en la presentación de su plan para generar empleo.

Barack Obama, el lunes, en la presentación de su plan para generar empleo. / EFE / JIM LO SCALZO

Se lee en minutos

PILAR SANTOS
MADRID

Con la sensibilidad de todos a flor de piel, las advertencias del presidente norteamericano, Barack Obama, sobre el «problema» que suponen los ataques a la deuda pública de España e Italia provocaron una urticaria generalizada. Las críticas más suaves fueron las de la ministra de Economía, Elena Salgado, que intentó quitar hierro a las incómodas palabras de Obama.

«Obama no ha dicho nada distinto de lo que están diciendo los dirigentes europeos: que es necesario evitar el contagio, eso es lo que estamos diciendo todos», afirmó tajante la ministra, a quien José Luis Rodríguez Zapatero traspasó la responsabilidad de responder al presidente de Estados Unidos.

El mensaje de Obama iba dirigido a los líderes europeos, a los que pidió que tomen «una decisión acerca de cómo conjuntar la integración monetaria con un conjunto más efectivo de políticas fiscales coordinadas». «Grecia -señaló- es el gran problema inmediato, pero el mayor problema es que pase en España e Italia si los mercados siguen arremetiendo contra esos países muy grandes». Pese a las críticas, Obama enviará a su secretario del Tesoro, Timothy Geithner, como invitado a la reunión de los ministros de Economía europeos este viernes.

Entre las reacciones más airadas destacaron la del portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, que aseguró que «cualquier dirigente debe ser muy responsable en momentos tan delicados como éste». «No creo precisamente -indicó- que el presidente Obama sea quien esté en mejores condiciones para dar lecciones al mundo».

Te puede interesar

ADVERTENCIA DE FELIPE GONZÁLEZ / Para el presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, el presidente de EEUU no ayuda mucho con sus palabras y le pidió que sea más comedido. La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que España tiene que pasar página para recuperar la estabilidad con reformas mejor planificadas que las de Zapatero.

Para caldear todavía más el ambiente, el expresidente Felipe González exhortó a los países de la UE a reconocer que Europa está «al borde de un abismo que puede ser irreversible» si no existe una reacción política de los países miembros.