Vuelta de tuerca a la reforma laboral

El tope de edad del contrato de formación se elevará a 30 años

El Gobierno dejará sin efecto dos años el límite para encadenar contratos temporales

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y, al fondo, Josep Antoni Duran Lleida y Pere Macias, en el Congreso.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y, al fondo, Josep Antoni Duran Lleida y Pere Macias, en el Congreso. / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
ROSA MARÍA SÁNCHEZ
MADRID

El Ministerio de Trabajo prepara nuevos cambios en la reforma laboral de septiembre del 2010 que, en la práctica, supondrán nuevos incentivos a la contratación temporal.

El Gobierno pretende elevar de 21 a 25 años la edad máxima del trabajador en el contrato de formación, que puede ser remunerado con el salario mínimo interprofesional (641 euros al mes). Además, de forma transitoria, durante dos años, el tope se elevará hasta 30 años, según el borrador de real decreto al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

El texto amplía hasta final del 2013 la bonificación del 100% de todas las cotizaciones del contrato de formación y la limita al 75% en empresas de más de 250 empleados.

Para estimular la contratación indefinida, se eleva de 500 a 1.500 euros la bonificación anual en la cuota empresarial (durante tres años) para cada empleo en formación que se transforme en fijo. En el caso de mujeres, esta bonificación se eleva de 700 a 1.800 euros por año.

Una de las cuestiones que, sin duda, causará mayor rechazo entre las organizaciones sindicales es la intención del Gobierno de suspender durante dos años el artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores que protege contra el encadenamiento abusivo de la contratación temporal. El artículo 15.5 establece que si un trabajador ha estado contratado por más de 24 meses (dentro de un periodo de 30 meses) para el mismo o diferente puesto con la misma empresa o grupo de empresas, mediante dos o más contratos temporales, adquirirá la condición de fijo.

Fuentes parlamentarias interpretan que el Gobierno se ve obligado a introducir tales disposiciones para concitar el apoyo de los grupos conservadores al decreto laboral que, según anunció ayer el presidente Rodríguez Zapatero, llegará este viernes al Consejo de Ministros.

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, pidió ayer al Gobierno que elimine durante un año las cotizaciones a la Seguridad Social por los puestos de trabajo que pueda crear una pyme o un autónomo y que se incentive cada nuevo puesto de trabajo con 5.000 euros.

PRÓRROGA DE LA AYUDA A PARADOS / El presidente omitió ayer toda referencia a las medidas más impopulares que, en principio, incluirá el real decreto y tan solo anunció las más amables. Rodríguez Zapatero anunció la prórroga por seis meses (hasta el 15 de febrero del 2012) de la prestación de 400 euros para los parados que hayan agotado toda prestación.

También anunció la prórroga del mecanismo del Fondo de Garantía Salarial que subvenciona el coste empresarial de la indemnización por despido hasta finales del 2013, si bien ya no será de aplicación a los despidos improcedentes.

Noticias relacionadas

Asímismo informó de la ampliación hasta finales del 2012 del plazo para convertir contratos temporales en otros de fomento a la contratación indefinida (con un coste por despido de 33 días, en lugar de 45).

El borrador de real decreto no incluye, al menos por ahora, la flexibilización del contrato a tiempo parcial anunciada por el ministro de Trabajo a principios de agosto.