29 oct 2020

Ir a contenido

FINANCIACIÓN DEL SECTOR PÚBLICO

El Tesoro paga la factura de la tragedia griega

Las obligaciones a 15 años superan el umbral del 6%

La prima de riesgo cierra a 274 puntos básicos aunque ha llegado a alcanzar los 282

AGUSTÍ SALA / Barcelona

El Tesoro ha pagado la factura de la crisis griega. En la subasta de obligaciones se han colocado 2.839 millones de euros, muy por debajo de los hasta 3.500 millones previstos. Los títulos a 15 años, de los que se han adjudicado 1.513 millones, han superado el umbral del 6%, con un interés marginal del 6,043%.

Se trata de unas obligaciones con un cupón del 5,90% y vencimiento el 30 de julio del 2026 que aún no se habían subastado. En cuanto a los títulos a 8 años, con cupón del 4,30% y vencimiento el 31 de octubre del 2019, se han colocado 1.326 millones, con un interés marginal del 5,371%. La última puja de estos títulos fue en diciembre del 2009.

Todo ello se ha desarrollado en un contexto de escalada de la prima de riesgo de la deuda española que ha llegado a alcanzar los 282 puntos básicos ante las incertidumbres por la crisis griega, aunque ha cerrado finalmente a 274 puntos básicos. El bono alemán a 10 años, la principal referencia para los inversores, se cotiza hoy al 2,95% a media que el dinero huye hacia un activo que se percibe como más solvente; mientras que el español se ha disparado hasta el 5,65% por el efecto contagio que afecta a todas las economías europeas periféricas y con déficits público elevados.

La advertencia de Fitch

El temor a que la próxima semana no se alcance un acuerdo y la advertencia de Fitch sobre una posible rebaja en la calificación griega ante "la inminencia de un impago" ha vuelto a disparar los diferenciales de los denominados países perifericos.

En el caso de Grecia, por el contrario, la prima de riesgo se mantiene estable y en las primeras horas de la sesión se situaba en 1.523 puntos, con un tipo de interés del 18,004%.

Asimismo, la prima de riesgo de Italia aumentaba hasta los 198 puntos básicos, con un interés del 4,875%, mientras que el diferencial de los bonos irlandeses subía hasta 886,9, con un interés del 11,698%. El diferencial del bono de Portugal también repuntó este jueves hasta situarse en 808 puntos básicos, con un interés del 10,9%.