13 ago 2020

Ir a contenido

RECORTE DE COMPETENCIAS

La nueva ley del juego deja a la Generalitat sin los ingresos de las quinielas 'on line'

CiU enmienda la ley que el Congreso prevé aprobar el martes

AGUSTÍ SALA

Cuidado con las palabras. Y más con los juegos u omisiones de estas en los textos legales. Lo ha constatado el Govern, que ha decidido enmendar el proyecto de ley del juego, que está previsto aprobar el martes próximo en el Congreso en comisión con carácter de urgencia. Al entender del Ejecutivo catalán, el redactado actual de la norma le puede privar de los ingresos de las futuras quinielas por internet, uno de los negocios con mayor potencial. Y todo por una palabra.

El problema radica en que el texto establece en el apartado 11 del artículo 48 que "corresponderá exclusivamente al Estado lo recaudado por el gravamen sobre las apuestas mutuas deportivas o hípicas estatales, incluso si se efectúan mediante medios electrónicos, informáticos y telemáticos".

La cuestión de fondo es que el Estatut de 1978, la Generalitat se atribuyó competencias exclusivas en materia de juego, con la excepción de la Lotería Nacional, la de la ONCE y las apuestas mutuas deportivo-benéficas (las quinielas). ¿Cuál es el truco? Pues quitar el calificativo de benéficas del texto que regula el juego. Así, el Estado amplía sigilosamente sus competencias sin más cambios legales, explican fuentes del Govern.

>> Más información en e-Periódico